Daniel Francisco Blanco Méndez es vicario general de la Curia Metropolitana y párroco de la iglesia de la Virgen del Carmen

Por: Eillyn Jiménez B., Patricia Recio 28 noviembre

Cuando salió del Colegio Técnico Profesional de Educación Comercial y de Servicios (Cotepecos), aprovechó los estudios que adquirió en contabilidad para trabajar mientras iniciaba su carrera de administración de negocios en la Universidad de Costa Rica.

Sin embargo tan solo dos años de haber iniciado esa carrera, su vocación dio un giro y fue así como Daniel Blanco Méndez, actual vicaro de la Curia Metropolitana dejó de lados sus aspiraciones en el campo de los negocios para convertirse en otro tipo de administrador.

Este martes, Méndez quien además es el actual párroco de la parroquia Nuestra Señora del Carmen, fue anunciado como el nuevo obispo auxiliar de la Arquidiócesis de San José. El tercero en la historia de Costa Rica.

El nombramiento fue realizado por el papa Francisco a solicitud del arzobispo metropolitano.

Méndez contó que luego de ordenarse Monseñor Hugo Barrantes le pidió ir a Roma a estudiar derecho canónico para trabajar en el tribunal eclesiástico, en temas relacionados con disolución de matrimonios.

Fue así como a su regreso incursionó en asuntos de administración en la curia, al tiempo que formaba para del tribunal.

El Arzobispo de San José, José Rafael Quirós aseguró este martes que la petición del nombramiento se hizo hace unos tres meses.

"La petición la hace el obispo diocesano ante necesidades urgentes y en el caso nuestro se sabe de que si bien la extensión territorial no es mucha, son 110 parroquias y a esas 110 se les tiene que dar un seguimiento cercano (...) en las comunidades parroquiales hay situaciones particulares a las cuales hay que responder (...) de manera que una sola persona como es el obispo no puede estar en todo y dando seguimiento a todo, por ello el obispo pide al Santo Padre el nombramiento de un obispo auxiliar", explicó Quirós.

El cura que asumirá el cargo detalló el martes junto al arzobispo de San José cuáles serán sus funciones.
El cura que asumirá el cargo detalló el martes junto al arzobispo de San José cuáles serán sus funciones.

Por su parte, Blanco detalló que sus funciones serán semejantes a las de un vicario general, por derecho canónico, por lo que continuará en sus labores como vicario y de moderador de la Curia.

Además ayudará al arzobispo en temas sacramentales como confirmaciones, así como fiestas patronales y deberá representarlo cuando por alguna razón no pueda estar presente en actividades de índole pastoral.

Costa Rica ha tenido solo tres obispos auxiliares en la historia. Antonio Troyo Calderón fue el último en ocupar esa función de 1979 al 2002.

Antes estuvieron Enrique Bolaños Quesada, de 1978 a 1979, e Ignacio Trejos Picado, entre 1968 y 1974, por lo que el nombramiento de Daniel Blanco llega 15 años después del retiro de Troyo.

La designación la hizo el Pontífice la madrugada de este martes (hora de Costa Rica) y, de acuerdo con la información de la Arquidiócesis, se espera que Blanco asuma el cargo a finales de enero.

Noticias desde el Vaticano para Costa Rica El Papa Francisco nombra como Auxiliar para la Arquidiócesis de San José al...

Posted by Arquidiócesis de San José - Costa Rica on Tuesday, November 28, 2017

Blanco, de 44 años, manifestó en un video en vivo compartido por la parroquia de San Isidro Labrador, en Vázquez de Coronado, que el nombramiento le genera muchas emociones y sentimientos, pero que lo primero es tener gratitud con Dios por el llamado.

"Se me ha llamado a un nuevo servicio que me sobrepasa, que es muy grande y que en mi fragilidad lo más que puedo pedirles, más que felicitaciones o aplausos, es oración", expresó el cura ante varios fieles.

El cura reconoció que su familia está muy emocionada por la noticia y reiteró el llamado a los fervientes a orar por él.

Trayectoria sacerdotal

Blanco nació el 4 de octubre de 1973, creció en Coroando donde viven sus papás, estudió filosofía y teología en el Seminario Mayor Nacional de Costa Rica y tiene un título en Derecho Canónico en la Pontificia Universidad Gregoriana de Roma.

La ordenación sacerdotal del cura se dio el 8 de diciembre del 2000 en la catedral metropolitana y desde entonces ha sido vicario parroquial en San Luis de Tolosa, Aserrí; en el Sagrado Corazón, en el Porvenir de Desamparados, y en San Isidro Labrador, en La Gloria de Puriscal.

También, se encargó de la administración parroquial en la iglesia del Carmen y ha sido cura párroco en los templos San Isidro Labrador, San Juan María Vianney de barrio México y, desde el 2016, en Virgen del Carmen, San José.

La Arquidiócesis precisó que el sacerdote Daniel Blanco también fue juez auditor del Tribunal Eclesiástico Nacional y canciller arquidiocesano.