Investigadores del Vaticano estuvieron en Costa Rica en noviembre del 2012.

Por: Alberto Barrantes C. 5 julio, 2013

Un milagro tico llevará a Juan Pablo II a la santidad. Así lo confirmó el papa Francisco, desde el Vaticano, en Roma.

Luego de un largo período de investigación y silencio, el sumo pontífice anunció el decreto que confirma una curación de Juan Pablo II a la costarricense Floribeth Mora, vecina de Dulce Nombre de Tres Ríos.

Mora relató en un sitio en Internet que había sido sanada de un aneurisma cerebral, luego de una procesión en la que oró a Juan Pablo II y recibió su intercesión. “Le pedí a Juan Pablo II que me ayudara, y salí sanada”, dijo la costarricense.

Luego de las declaraciones, el caso llegó a oídos de la arquidiócesis de San José y posteriormente, el caso subió hasta las autoridades eclesiásticas en Roma.

Canonización Juan Pablo II
Canonización Juan Pablo II
Iglesia católica en Costa Rica celebra el anuncio del Vaticano

“A partir de ese momento empezó toda una investigación sobre el milagro de esta costarricense, vino una Comisión del Vaticano, que recolectó información desde noviembre del año pasado hasta los primeros días de diciembre”, manifestó Daniel Blanco, canciller de la Curia Metropolitana.

El proceso. Desde que el caso llegó al Vaticano, la confidencialidad que debían de guardar todas las partes involucradas era fundamental para que la investigación diera resultados.

“Por lo general todo milagro tiene que ver una curación que no tenga explicación científica. De ahí pasa por varias comisiones que estudian el tema en la Congregación para las causas de los Santos”, indicó el sacerdote e historiador de la iglesia católica, Fernando Alberto Vílchez.

Cuando el expediente regresa a Roma, es analizado por una comisión médica, que comprueba que el milagro no tiene explicación científica, luego pasa a un grupo de teólogos y los últimos en dar su veredicto sobre el caso es un grupo de unos 15 a 20 cardenales y el papa Francisco.

Respecto al anuncio las autoruidades de la iglesia católica del papa Francisco el arzobispo de San José, monseñor Hugo Barrantes destacó la alegría que genera esta noticia entre la iglesia católica

“Es un regalo de Dios, es maravilloso. Recuerdo el encuentro, cuando vino en 1983, acá en la catedral Metropolitana. Siempre me llamó mucho la atención su mensaje hacia los jóvenes”, destacó Barrantes.

“Él conoció bien a Costa Rica y fue un papa que amó mucho nuestro país. Él vino acá en 1983 y tiene muchos fieles acá en Costa Rica”, añadió Nguyên.

De acuerdo con familiares y vecinos, la costarricense Floribeth Mora viajará en setiembre a Roma, pese a que aún no se han revelado la fecha oficial de la ceremonia donde se anunciará la canonización de Juan Pablo II.