21 abril, 2016

El diputado Ottón Solís acusó a las autoridades de Recope de no haber leído el acuerdo de creación de Soresco, empresa conjunta con la firma china CNPC.

Según él, en ese documento se establece que si los estudios de factibilidad no son aprobados y no se ha firmado el contrato de ingeniería, procura y construcción (IPC), no será posible la realización de un arbitraje ni el cobro de una indemnización por alguna de las partes.

Esos trámites quedaron sin efecto en el 2013, luego de que la Contraloría General de la República señaló un conflicto de intereses en los estudios de factibilidad, pues estos fueron elaborados por una empresa subsidiaria del socio chino CNPC.

Solís hizo tales observaciones ayer por la tarde, en un comunicado, luego de que la jerarca de Recope, Sara Salazar, informó de que la separación de Soresco podría implicar un arbitraje o el pago de indemnización.

El legislador, indignado, aseveró que el Gobierno debería considerar separar a los funcionarios de sus cargos.

Etiquetado como: