INS preocupado porque años atrás organizadores de algunas corridas evaden responsabilidad

 17 diciembre, 2013

En momentos en que la instalación de carruseles, chinamos y la adecuación de la plaza de toros avanza en Zapote para las fiestas que se inician el 25 de diciembre, el Instituto Nacional de Seguros (INS) recuerda que las municipalidades son responsables de exigir las pólizas al organizador de la actividad.

Se trata de seguros que cubren a los trabajadores, asistentes a corridas y participantes de los festejos de fin y principio de año.

Rodolfo Fonseca, presidente de la Comisión de Fiestas de la Municipalidad de San José, indicó que ya tramitaron todos los seguros del campo ferial y solo faltan algunos detalles con el Ministerio de Salud para tener todo a derecho.

Al toque de la trompeta. Álvaro Zamora es la voz del redondel. Las tradicionales corridas en Zapote están por calentar.Cortesía de Toros a la tica
Al toque de la trompeta. Álvaro Zamora es la voz del redondel. Las tradicionales corridas en Zapote están por calentar.Cortesía de Toros a la tica

En cuanto al redondel para las corridas de toros, eso corresponde al adjudicatario.

Alvaro Zamora, vocero de los encargados de las corridas, expresó que los seguros ya están pagados.

Añadió que representantes del Servicio Nacional de Salud Animal (Senasa) estuvieron el lunes en el redondel, hicieron una primera valoración y resolveran el permiso este viernes. También están a la espera de los delegados del Ministerio de Salud.

En cada corrida ingresan unos 250 toreros a la plaza de Zapote.

Según el INS, los trabajadores o empleados deben estar asegurados con una póliza de riesgos del trabajo.

Asimismo, los toreros improvisados deben estar asegurados con una póliza básica de accidentes y los espectadores con un seguro de responsabilidad civil para los espectáculos públicos.

La póliza de toreros y montadores incluye gastos médicos, así como coberturas en caso de muerte accidental.

En esta ocasión las fiestas de Zapote van del 25 de diciembre al 5 de enero del 2014.

En un comunicado de prensa, el INS muestra su preocupación por situaciones de años atrás, donde los organizadores evaden responsabilidades y dejan de lado la protección a los participantes, exigida por la normativa vigente.