Por: Diego Bosque 13 noviembre, 2016

Hugo Barrantes, oficial de tránsito desde el 2009, terminó su jornada laboral del viernes 4 de noviembre de una manera inusual: colgado de la tapa de un carro por más de 30 metros.

Una mujer, de apellido Calderón, quien se negó a hacerse a un lado para una revisión de rutina cerca del cruce del Conservatorio de Castella, en Heredia, irrespetó la señal de alto del policía y aceleró para tratar de continuar su camino.

“Lo primero que acaté fue agarrarme fuerte de las escobillas del carro porque yo vi que ella aceleraba más y no iba a parar; no sabía hasta dónde me iba a llevar o qué iba pensando ella”, comentó Barrantes.

Aseguró que en un instante la chofer y él hicieron contacto visual y aún se pregunta si eso ayudó a que frenara el carro.

En varios videos que circularon en redes sociales se puede observar cómo algunos motociclistas y personas que estaban en el lugar acudían a auxiliar al efectivo.

Hugo Barrantes, policía de tránsito agredido por una chofer en Heredia el 4 de noviembre, tuvo que ser incapacitado varios días | JEFREY ZAMORA.
Hugo Barrantes, policía de tránsito agredido por una chofer en Heredia el 4 de noviembre, tuvo que ser incapacitado varios días | JEFREY ZAMORA.

“Yo vi los videos cuando estaba en el hospital siendo valorado; yo no quería que mi familia se enterara, pero al ver los videos en las noticias tuve que decirles”, confesó Barrantes.

El funcionario, oriundo de Puntarenas, es padre de dos jóvenes de 15 y 18 años.

“Uno sabe que en este trabajo uno se expone a muchas situaciones; si tengo que volver a ese punto a hacer regulación, pues, yo vuelvo a hacerla”, agregó el hombre.

Calderón fue acusada de resistencia agravada ante el Tribunal de Flagrancia de Heredia.

Alterados. Mario Calderón, director de la Policía de Tránsito, expresó que perciben un incremento en el nivel de violencia con que actúan los conductores.

Calderón puso como ejemplo los constantes roces entre conductores y los recientes casos de agresiones contra tráficos.

El jueves pasado, un oficial de tránsito identificado como Édgar Durán, de 54 años, tuvo que ser trasladado a la clínica de Siquirres, luego de que un motociclista lo atropellara.

Según la versión de las autoridades, el sujeto se negó a respetar la señal de alto del policía.

El hecho ocurrió aproximadamente a las 5 p. m., en el barrio Brooklin de Siquirres.