Buen tiempo prevalecía en la mayor parte del trayecto que hizo por varios cantones limonenses

Por: Hugo Solano 29 mayo, 2015
Vicky Araya recibió al obispo con la bebida típica del Caribe, preparada en agua con Limón, jengibre y miel.
Vicky Araya recibió al obispo con la bebida típica del Caribe, preparada en agua con Limón, jengibre y miel.

A eso de las 5:10 p. m. de este viernes llegó al centro de Limón el obispo designado, Javier Román Arias, quien será ordenado mañana sábado a las 9:30 a. m. en una misa que se realizará en el gimnasio de la Universidad de Costa Rica en esa provincia.

El obispo llegó en una caravana hasta la catedral de Limón, donde gran cantidad de feligreses lo recibieron con aplausos y cartelones de bienvendida.

Vicky Araya, una vecina, le tenía un fresco conocido como "agua de sapo", bebida típica que lleva jengibre, miel y Limón.

Posteriormente, recibió un símbolo del "timón" de la ciudad y saludó a todos los feligreses que lo esperaban.

Parroquianos de Batán de Matina saludaron al obispo designado que los visitó esta tarde al llegar a su diócesis.
Parroquianos de Batán de Matina saludaron al obispo designado que los visitó esta tarde al llegar a su diócesis.

"Ha sido un viaje bastante cansado, pero gracias a Dios aquí estoy, frente a ustedes, para servirles a todos y a Dios que así me lo pidió", dijo Román.

Agradeció el calor humano de los limonenses a los que visitó hoy en Matina, Siquirres, Guácimo, Pococí y el cantón central, entre otros.

Al final de la tarde presidió una misa en la catedral donde concelebró con buena parte de los sacerdotes de su diócesis, que se alistan para acompañarle mañana en la ordenación que estará a cargo de su predecesor en esa provincia, José Rafael Quirós.