Decenas de fieles entran en silencio para participar de misa

Por: Marcela Cantero 15 enero, 2015
Momento en el que monseñor José Francisco Ulloa abre las puertas de la basílica de Cartago y las asperja con agua bendita. Hasta los sacerdotes presentes quisieron inmortalizar el momento con sus celulares y cámaras.
Momento en el que monseñor José Francisco Ulloa abre las puertas de la basílica de Cartago y las asperja con agua bendita. Hasta los sacerdotes presentes quisieron inmortalizar el momento con sus celulares y cámaras.

Decenas de fieles participan de una misa en la basílica de los Ángeles, luego de que el obispo de Cartago, José Francisco Ulloa, rociara agua bendita para abrir las puertas del templo.

Luego de la ceremonia de restitución, el obispo Ulloa ofició misa en la basílica, que estaba llena de fieles.
Luego de la ceremonia de restitución, el obispo Ulloa ofició misa en la basílica, que estaba llena de fieles.

"Uno de los hijos de la Virgen María decidió quitarse en este lugar su vida (...) en medio de tanta angustia humana María nunca se aparta de sus hijos", dijo el obispo, durante la misa que celebra, en este momento.

"Por intercesión de María, su madre, lo lleve a la casa del señor, Dios, su padre", agregó en referencia al hombre de 66 años, quien se quitó su vida, ayer, miércoles en el altar de la basílica.

A las 9 a. m., el obispo se colocó ante las puertas cerradas, junto a un grupo de sacerdotes y monaguillos, custodiados atrás por decenas de fieles.

Luego de rociar agua bendita en las tres puertas principales, de dirigir oraciones y salmos de perdón, el obispo abrió las puertas.

"Les pedimos a todos ingresar, en silencio, con respeto", instruyó el sacerdote.

Una vez adentro, se hizo un acto penitencial con los fieles de rodillas, para pedir perdón a Dios, mientras un cura recorría toda la basílica rociando agua bendita.

En total el rito de restitución del templo se realizó en 20 minutos, luego, el obispo dio paso a la misa que sigue, en este momento, ante un templo concurrido de fieles.

— Marcela Cantero V. (@marcelacanterov) January 15, 2015