Última semana de agosto cerró con 1.518 nuevos enfermos, un 21,6% menos que hace seis semanas

Por: Irene Rodríguez 5 septiembre, 2013
 En cantones como Orotina, los vecinos se han organizado para recoger criaderos de dengue.
En cantones como Orotina, los vecinos se han organizado para recoger criaderos de dengue.

La velocidad con la que aparecen nuevos casos de dengue va a la baja en Costa Rica, y el número enfermos por semana cada vez es menor.

Datos brindados la mañana de jueves por el Ministerio de Salud indican que la última semana de agosto (la semana 35 del año) cerró con 1.518 casos nuevos, un 21,6% que seis semanas atrás correspondientes a mediados de julio (semana 29) cuando hubo 2.373 pacientes.

"Creemos que esta desacelaración se debe al esfuerzo coordinado del Ministerio, municipalidades, grupos organizados y la gente en sus casas. Hubo disminución de la población de mosquitos, y eso baja riesgo de infección", comentó María Ethel Trejos, directora de Vigilancia de la Salud de esa cartera.

No obstante, aún no puede bajarse la guardia. Hay cantones que muestran una situación de cuidado en las últimas cinco semanas donde el número de infecciones van en aumento.

Esa es la situación en sitios. como los cantones de Alajuela, Puntarenas, Pérez Zeledón, Buenos Aires, Corredores, Osa, Cañas, Liberia y Carrillo.

A la fecha, el país suma 33.654 enfermos de dengue en este 2013, de los cuales, un total de 70 desarrollaron dengue grave (27, en Nicoya).

El dengue grave puede requerir una atención el hospital dado que un porcentaje desarrolla sangrados.

En este momento, un comité de expertos analiza cuatro muertes sospechosas por dengue de un total de siete, de las cuales ya descartaron tres casos.

Luego del 2005, cuando hubo 37.798 casos, el 2013 se convierte en el segundo año con más casos desde cuando la enfermedad llegó a Costa Rica, en 1993.

Los salubristas estiman que es probable un registro más alto al del 2005 antes de que acabe el año, por ello, hacen un llamado a mantener las medidas.

"No podemos bajar la guardia, ni siquiera en las zonas donde se ha visto descenso, si mantenemos las medidas los casos seguirán descendiendo, de lo contrario, volverán a subir porque la época lluviosa aún acaba", dijo Sissy Castillo, ministra de Salud a. i.

"Los programas de fumigación sí son necesarios, pero nada hacemos si no eliminamos los criaderos de las casas, esto tiene que ser un trabajo conjunto", explicó Trejos.

Etiquetado como: