Ayuntamiento presentó medidas a corto plazo anteel AyA y Salud

Por: Andrea González Mesén 12 septiembre, 2014

La habilitación de un nuevo pozo y la instalación de tanques en las comunidades más afectadas, son las soluciones propuestas por la Municipalidad de Paraíso para aliviar el faltante de agua que aqueja a este cantón cartaginés.

Estos fueron los planteamientos que hizo el gobierno local ante representantes del Instituto de Acueductos y Alcantarillados (AyA) y del Ministerio de Salud.

Las medidas, que se aplicarían en el corto plazo, también incluyen la colocación de válvulas en algunas de las tuberías de distribución para poder regular el suministro por franjas horarias.

En junio, funcionarios de la Municipalidad de Paraíso repartieron agua en camiones cisterna. La medida fue suspendida por su costo. | JOHN DURÁN.
En junio, funcionarios de la Municipalidad de Paraíso repartieron agua en camiones cisterna. La medida fue suspendida por su costo. | JOHN DURÁN.

Rodolfo Alvarado, asesor del Ayuntamiento en este tema, explicó que el problema no radica solamente en la falta del líquido, sino que se extiende a insuficiencias del sistema de distribución, como el diámetro de la tubería y la capacidad de bombeo.

Indicó que no han podido precisar la cifra de personas que sufren la falta de agua y en qué horarios.

Sin embargo, señaló que comenzarán a trabajar aun cuando no tengan esos datos.

“Por ahora, vamos a identificar, junto con los vecinos y líderes comunales, cuáles son los sectores que no tienen agua y cuáles serían los efectos con las acciones que implementemos”, agregó.

Las acciones. De acuerdo con la Municipalidad de Paraíso, los poblados con menor suministro de líquido son Birrisito, San Esteban y San Francisco.

En esos lugares se instalarían dos tanques de almacenamiento con capacidad de 350.000 litros de agua cada uno.

Entre tanto, el pozo que se planteó utilizar ya fue inspeccionado y el AyA estima que se pueden obtener hasta ocho litros por segundo. Lo que falta ahora es que la Municipalidad utilice su maquinaria para ponerlo en funcionamiento.

Eduardo Lezama, subgerente general del AyA, comentó que algunas de las propuestas del Ayuntamiento son tomadas de planes dispuestos desde el 2002, las cuales no habían sido ejecutadas por falta de “recursos y empuje”.

A pesar de la crítica, el municipio paraiseño asegura que trabaja en concretar una solución definitiva para el sistema de distribución. Las obras se incluirán en el presupuesto del 2015 y deben ser aprobadas por la Contraloría General de la República.

Mientras tanto, las autoridades locales procuran agua de pozos en uso. Dejaron de distribuir con camiones cisterna, debido al alto costo que representaba.

Un fallo de la Sala Constitucional en agosto pasado ordenó a esta municipalidad resolver, en un año plazo, el faltante de agua.

En el cantón de Paraíso residen casi 58.000 personas.