Por: Juan Fernando Lara 4 noviembre, 2015
Recope le vende el GLP a dos firmas distribuidoras. | LUIS NAVARRO
Recope le vende el GLP a dos firmas distribuidoras. | LUIS NAVARRO

La "noche de fantasía" que disfrutaron un grupo de empleados de la Refinadora Costarricense de Petróleo (Recope) en diciembre de 2014 costó ¢6,7 millones, que provinieron de las tarifas de combustibles que pagan los usuarios.

Así consta en la contratación directa 2014CD-000609-01 con fecha del 12 de octubre del 2014 en poder de este diario y que se le adjudicó a la empresa Eventos Especiales Marcela Jiménez S.A.

Esa fiesta navideña para 320 personas se realizó el 5 de diciembre del 2014 en el Centro de Recreación de Recope localizado en San Rafael de Alajuela. Para la actividad se contrataron servicios de parrillada con carnes de pollo y puntas de lomo acompañadas de tortillas de maíz, chimichurri, escabeche y chilera, según consta en el documento oficial de la entidad.

También se sirvió pierna de cerda y hubo "chicharronada" la cual se elaboró durante la actividad con "leña y pailas adecuadas para los mismos". Hubo servicio de bocas que incluyeron las siguientes: frijoles tiernos, arroz, chicharrones y chimichurri; ceviche de tilapia, maíz dulce, tamales de carne de cerdo y elotes con mantequilla. También guacamole con tortillas tostadas y enyucados con queso en salsa de maracuyá. En el apartado de postres hubo un surtido de cajetas.

Todos estos alimentos fueron acompañados por bebidas gaseosas servidas en alguna de las 40 mesas con capacidad para 10 personas, servicios que también se cotizaron junto a la correspondiente decoración para una "noche de fantasía". Los adornos solicitados incluian telas en distintos colores, luces de neón, luces tipo LED, así como antifaces y plumas.

En el cartel de contratación dice lo siguiente: "los antifaces deben ser tipo veneciano, boas de plumas o plumas sintéticas". Igualmente hubo un grupo de zanqueros durante todo el evento y servicio de disco móvil.

Para este año, Recope planeaba una "noche vaquera" con un costo de ¢6,8 millones, pero la actividad se frenó ayer por decisión de la presidenta de Recope, Sara Salazar, y el "repudio" de Casa Presidencial.

El convivio navideño de la Refinadora está incluida en el artículo 107 de la convención colectiva, la cual se ha financiado su convención vía solicitud de ajustes tarifarios, por lo que termina siendo pagada por los consumidores.

No obstante, la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (Aresep) pidió cuentas a Recope de cómo pretendía financiar la fiesta para 300 asistentes por un monto de ¢6,8 millones.

Esto, porque, el 24 de setiembre anterior, la Intendencia de Energía de la Aresep suprimió unos ¢20.000 millones en gastos operativos de Recope, en la última fijación.

Entre otros, se excluyeron de la tarifa que pagan los compradores de combustibles, casi ¢5.000 millones por concepto de convención colectiva, incluidos gastos asociados a la partida llamada "convivio fin de año".

Aresep excluyó ese rubro por no tener ninguna relación con el suministro del servicio público.