Por: Vanessa Loaiza N. 29 abril, 2013

Pedro Castro

Ministro de Obrasy Transportes

¿Cuál cree que es la principal traba de concesiones en el país?

Por un lado, el Consejo Nacional de Concesiones es un órgano pequeño que debe fortalecerse y tecnificarse. Por otro lado, son contratos por montos sumamente importantes que ante cualquier debilidad del cartel del concesionario o del Estado, no se pueden ejecutar a tiempo y luego hay complejidades financieras, técnicas e incluso políticas para realizarlos.

¿Cree usted que la legislación es suficiente?

La legislación en el tema siempre es susceptible de mejora. En muchos países ha tomado alrededor de 10 años para consolidar el mecanismo de concesión. En nuestro país ya llevamos más que eso y hay mucho camino por recorrer.

¿Encuentra vicios o dificultades para implementar el modelo?

El modelo de concesión es difícil de desarrollar y requiere de mucho tiempo y conciliación nacional. Muchos piensan que es privatizar algo que es de los costarricenses, máxime que las empresas que tienen la posibilidad de obtener financiamiento para grandes obras son extranjeras, sin considerar que la ejecución bajo préstamo extranjero para grandes obras también requiere que vengan firmas extranjeras con grandes capitales de trabajo; sin tomar en cuenta que los préstamos del Gobierno los pagamos todos los costarricenses.

¿El modelo está satanizado?

Satanizado no, pero no está listo para la realidad nacional. Debe trabajarse mucho en no perder un mecanismo válido de financiamiento de obras importantes.

¿Ve otras concesiones avanzando a corto plazo?

No veo que en el corto o mediano plazo el país vaya a promover concesiones distintas a las que ya están en ejecución.