Los especialistas declararon que la menor es un caso urgente de cirugía

Por: Marcela Cantero 20 julio, 2015
Los padres de Génesis, Dunia Rodríguez y Alexánder Romero (ausente en la foto) solicitaron apoyo para el trasplante de hígado con donador vivo. Están emocionados de que se les ayude con esta opción. | ADRIÁN SOTO
Los padres de Génesis, Dunia Rodríguez y Alexánder Romero (ausente en la foto) solicitaron apoyo para el trasplante de hígado con donador vivo. Están emocionados de que se les ayude con esta opción. | ADRIÁN SOTO

Gracias a la intensa gestión de sus padres, una niña de Golfito llamada Génesis podría recibir un trasplante de hígado de donador vivo fuera de Costa Rica.

Desde hace meses, Alexánder Romero y Dunia Rodríguez aguardan por una salida para su hija, a quien médicos extranjeros –uno de ellos japonés– y del Hospital Nacional de Niños (HNN) declararon como un caso urgente de cirugía.

“La niña lleva meses en un claro deterioro: pasa entre los hospitales de Golfito y el Nacional de Niños. Sus padres han luchado para que se les brinde una solución definitiva; me alegra que exista esta oportunidad para salvar su vida”, dijo Cintia Solano, quien conoce de cerca el caso.

Ella es integrante de la Asociación Nacional Segunda Oportunidad de Vida (Anasovi) y, en entrevista telefónica, aplaudió la decisión de la Junta Directiva de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) de aprobar recursos económicos para tratar a la menor fuera del país.

Así lo indicó la institución la semana pasada, mediante un comunicado de prensa en el que reconoció que se debe dar “atención prioritaria a una paciente menor de edad que requiere un trasplante hepático”.

Los padres de Génesis, Alexánder Romero y Dunia Rodríguez, solicitaron apoyo económico a la CCSS para el trasplante de hígado de donador vivo.

La pequeña nació con una obstrucción en sus vías biliares, lo que le resta capacidad a su hígado, al punto de que su única salida es recibir un nuevo órgano.

Otros seis menores requieren de un nuevo hígado, sea de donador cadavérico o vivo. Esto se hace tomando una parte de hígado de un adulto, compatible, para ponérselo al paciente infantil.

Estudios urgentes. Mientras la Gerencia Médica de la Caja busca opciones de tratamiento en centros médicos en el extranjero, valorando resultados y costos, un equipo de especialistas y técnicos del Hospital Nacional de Niños comenzó a realizar los estudios que confirmarán si la niña puede recibir una parte del hígado de alguno de sus padres.

La Directiva de la CCSSS también aprobó la urgencia de esos análisis, para un periodo de tres a cuatro semanas, como máximo, los cuales ya comenzaron.

Los trasplantes de hígado en niños se encuentran paralizados desde el 2009 debido a problemas administrativos que derivaron en falta de personal capacitado, lo que ha ocasionado que la lista de espera incluya casos graves, como el de Génesis.

La CCSS y el HNN anunciaron este año que reactivarán esas cirugías, tanto de donadores vivos como cadavéricos.

El Hospital de Niños es pionero en procedimientos de hígado con donador vivo, programa que desarrolló con apoyo de la Universidad de Kioto, en Japón.

En noviembre de 1999, cirujanos ticos y de esa universidad japonesa realizaron el primero de esos trasplantes.

Etiquetado como: