Alcalde asegura que terreno aún es inestable y no es seguro habilitar el paso

Por: Patricia Recio 20 octubre
La Nación recorrió la carretera Interamericana Sur desde la Municipalidad de El Guarco, en el kilómetro 14,7 hay un hundimiento en el que las autoridades desgastaron la montaña para rehabilitar el paso de forma temporal
La Nación recorrió la carretera Interamericana Sur desde la Municipalidad de El Guarco, en el kilómetro 14,7 hay un hundimiento en el que las autoridades desgastaron la montaña para rehabilitar el paso de forma temporal

La apertura de varios tramos del Cerro de la Muerte, sobre la carretera Interamericana Sur, afectados por la tormenta Nate genera diferencias entre el Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT) y las autoridades locales de Pérez Zeledón.

Para el alcalde de ese cantón, Jeffrey Montoya, aún es una ruta muy inestable por lo que no es seguro habilitar el paso.

Ruta 2
Ruta 2

Todavía ayer (jueves) por parte nuestra dinamitamos en el punto más sensible en la zona de División, y eso es señal de que el terreno es aún bastante inestable y que queda material por caer. Con una leve lluvia puede generar algún tipo de problema para la ciudadanía que transite por ese lugar, a pesar que el paso es regulado.Ante una eventual lluvia es mejor no utilizar esta vía", dijo Montoya.

Este viernes el MOPT informó de que cuadrillas con maquinaria avanzan en dos frentes, uno desde Cartago y otro desde Pérez Zeledón, con el fin de abrir las secciones que facilitarán el acceso a las comunidades que se ubican en medio de esa ruta.

Actualmente, el paso está abierto desde El Guarco hasta Casa Mata (a la altura del kilómetro 40), donde aún se trabaja en un derrumbe de grandes dimensiones. En ese punto los vehículos se pueden desviar por la ruta 222 hasta salir a Frailes de Desamparados para dirigirse a la zona de Los Santos y acceder nuevamente a la Interamericana.

A partir del kilómetro 75, en Ojo de Agua, hasta el 97, el paso ya está despejado (en algunos sitios hay pasos regulados). A partir del kilómetro 97 el tránsito se normaliza a dos carriles para todo tipo de vehículo hasta Pérez Zeledón.

Durante una visita a la zona, el jerarca del MOPT, German Valverde reconoció que el terreno es inestable. No obstante, aseguró que mantendrán vigilancia para realizar cierres totales en caso de riesgo.

"Todos sabemos que históricamente es una ruta que por su características de montaña y los taludes tan inclinados es propensa a tener deslizamientos, similar a lo que sucede en la ruta 32 (hacia Limón). En este momento la carretera tiene una condición de inestabilidad muy compleja, por los daños que sufrió y además porque aún los suelos tienen una cantidad de humedad muy importante, lo que hace esto propenso que con otras lluvias ocasione más deslizamientos", dijo el jerarca.

Valverde explicó que por el momento los esfuerzos se concentraron en habilitar la carretera para acceder a las comunidades, pero eso no significa que la vía sea "absoluta y totalmente segura".

"Ni siquiera está aún en las condiciones de normalidad que tenía antes del evento", admitió.

Trabajo intenso

De acuerdo con el MOPT, en el tramo entre Piedra Alta y Pérez Zeledón continúan las operaciones de limpieza para resolver hundimientos, banqueos (pequeños deslizamientos en la vía que no interrumpen el paso) y restituir secciones perdidas de la ruta.

Los puntos sobre los cuales se tiene programado avanzar la próxima semana son División y la reparación de un hundimiento el sitio conocido como Tolomuco.

Los 136 kilómetros de la Interamericana Sur que van de El Guarco en Cartago a Pérez Zeledón sufrieron la mayor afectación por los efectos indirectos de la tormenta Nate.

La semana pasada aún se contabilizaban decenas de derrumbes, deslizamientos de la calzada, rocas que cayeron sobre la vía, así como taludes y cunetas dañadas.

Según el MOPT, en la vía hubo 77 puntos con algún tipo de daño, lo que ha provocado que hasta la fecha no se haya logrado habilitar la ruta por completo.

En total, en las 124 rutas nacionales se registraron 567 daños. De estos 493 fueron afectaciones en carretera, 48 en puentes y 26 en alcantarillas.

Hasta este viernes, se ha abierto el paso en 74 rutas; en 118 puntos de estas hay pasos regulados y aún hay cerrados 20 puntos en 15 carreteras.

Puente en vía a Dominical

En la carretera que comunica Pérez Zeledón con la Costanera se trabaja en la colocación de un puente bailey  o modular  de unos 60 metros de longitud sobre el río Pacuar, pues el paso fue arrasado por la crecida del cauce.

La estructura ya fue armada y está en posición, solo falta colocarle el piso para ponerla en servicio.