Nuevos funcionarios podrán aplicar multas o sanciones, pero no están autorizados para atender accidentes

Por: Manuel Herrera 7 marzo, 2014

Multar a los conductores que incumplan con lo estipulado en la ley de tránsito y aplicar las respectivas sanciones dejará de ser una labor exclusiva de los oficiales de la Policía de Tránsito del Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT).

La policía de tránsito mantiene controles desde esta mañana en la ruta a Palmares y dentro de esa localidad.
La policía de tránsito mantiene controles desde esta mañana en la ruta a Palmares y dentro de esa localidad.

El viernes anterior salió publicado, en el diario oficial La Gaceta, el Reglamento Especial de los Cuerpos de Tránsito, con el que se abre la opción de que las 81 municipalidades del país gestionen a las autoridades de Tránsito los permisos para crear sus propios oficiales.

Germán Marín, jerarca de Tránsito, explicó que la figura de oficiales de tránsito municipales se crea con la nueva ley de tránsito con el fin de normar o poner más en funcionamiento esa misma legislación.

Marín explicó que los ayuntamientos interesados en tener estos cuerpos policiales en su comunidad deben tener una policía municipal conformada.

"Las municipalidades tienen la potestad para solicitar la creación de la Policía de Tránsito Municipal. Cualquier ayuntamiento interesado debe cumplir los requisitos de que el funcionario esté dentro de una fuerza policial y hacer un curso para adecuar las operaciones de acuerdo a lo que indica la norma", explicó Germán Marín.

Los nuevos oficiales podrán aplicar multas o sanciones por conducción temeraria, bajo los efectos del alcohol o por estacionar en sitios no autorizados; empero, se les prohíbe la atención de accidentes de tránsito.

Marín dijo que con los refuerzos, los oficiales de tránsito del MOPT podrán concentrarse en operativos para temas rigurosos o propios de la seguridad vial en las principales carreteras del territorio costarricense. La iniciativa fue promovida por el MOPT.