Problema de este barrio ya suma muchos años, pero se ha venido agravando en los últimos meses, incluso pasan hasta 15 horas al día sin el líquido y en muchos casos cuando llega es en la madrugada

 2 abril, 2014

Alrededor de 60 vecinos de la comunidad de Campabadal de Turrialba marcharon este 1° de abril hasta la municipalidad en busca de respuestas claras por el faltante de agua potable en su comunidad.

Los vecinos días atrás habían recibido un informe de la alcaldesa, pero este no llenó sus expectativas y por eso regresaron a las calles. Anteriormente lo habían hecho el 12 de marzo.

Para tratar de solucionar este conflicto, el Concejo Municipal, bajo acuerdo unánime, decidió, a las 6:15 p. m. de este martes, crear una comisión por cinco vecinos del barrio afectado, además del presidente municipal, Arturo Rodríguez, y la alcaldesa María Elena Montoya.

También estarán el ingeniero Alexander Rodríguez, y la arquitecta Vanesa Valverde, quienes tendrán ahora que dar un seguimiento a la problemática y buscar en conjunto las salidas.

"Pensábamos que esto podía resolverse a nivel administrativo, por eso ahora hemos decido hacerlo al nivel más alto, creando una comisión", indicó Arturo Rodríguez, presidente municipal.

Pablo Salas, vecino de la comunidad y ahora integrante de la comisión, señaló que esto apenas es un portillo, pues seguirán luchando, ya que todavía falta mucho por hacer.

"Cuando veamos que el acueducto esté en óptimas condiciones, que ambas partes estemos de acuerdo, donde hayan soluciones válidas y concisas, además de una buena administración, ahí vamos a estar contentos", afirmó Salas.

La marcha comenzó en el barrio afectado pasada la 1:30 p. m. y terminó a las 3 p. m. en el Palacio Municipal.

Durante el recorrido de aproximadamente un kilómetro, lo vecinos hicieron tortuguismo, provocando un caos vial en la ciudad, ya que pasaron por las principales calles de la ciudad, incluyendo la ruta 10.

Ayer mismo los vecinos se reunieron con los profesionales a cargo del acueducto y tomaron algunos acuerdos, revisar bajo crieterio legal la posibles restricción de permiso de construcción a la urbanización Jorge Debravo hasta tanto no se resuelvan los problemas de agua en Campabadal.

También se solicitó un estudio hidrológico al Servicio Nacional de Aguas Subterráneas, Riego y Avenamiento (Senara) de las fuentes de agua analizadas en el cantón.

Otras de las medidas que se acordaron fueron seguir con la regulación de agua a otras comunidades pero con horario establecido, darle prioridad a la solicitud de documentos al archivista con temas relacionados al agua de Campabadal y verificar si se están usando bombas de agua en la comunidad Jorge Debravo.

El problema de este barrio ya suma muchos años, pero se ha venido agravando en los últimos meses; incluso pasan hasta 15 horas al día sin el líquido y en muchos casos cuando llega es en la madrugada.