Dueños de obras ilegales tienen plazo hasta agosto para desalojar inmuebles antes de su retiro de la vía

Por: Juan Fernando Lara 26 junio
Vista del templo católico en la Ciudadela El Salvador detrás del Estadio Quincho Barquero la cual construyó una bodega que hoy invade la línea férrea. La iglesia pertenece a la Parroquia de Llanos de Santa Lucía.
Vista del templo católico en la Ciudadela El Salvador detrás del Estadio Quincho Barquero la cual construyó una bodega que hoy invade la línea férrea. La iglesia pertenece a la Parroquia de Llanos de Santa Lucía.

Cartago

La Municipalidad de Paraíso de Cartago informó a dueños de construcciones levantadas sobre la vía del tren que tienen hasta agosto para desalojar los inmuebles, pues estos serán demolidos.

Este aviso es parte de las acciones que ejecuta el Incofer para reactivar el servicio del ferrocarril hasta ese cantón, como se les prometió a los vecinos desde el 2015.

La solicitud de notificación a los afectados la formalizó el entonces presidente del Instituto Costarricense de Ferrocarriles (Incofer), Christian Vargas, ante la Alcaldía de Paraíso, el 16 de noviembre anterior, según oficio P.E 875-2016.

Entre las construcciones ilegales se hallan casas, comercios e incluso parte de un templo católico.

Así lo confirmó el asesor municipal Jorge Luis Moya, quien aseguró que con esta notificación, se busca aligerar el retorno del servicio de tren de pasajeros a la región. Las demoliciones previstas arrancarían en agosto.

El caso del templo es el ubicado en la Ciudadela El Salvador, detrás del Estadio Quincho Barquero, el cual pertenece a la parroquia de Llanos de Santa Lucía.

Los encargados de esta iglesia ampliaron la planta principal para utilizarla como bodega, la cual quedó en el derecho de vía del tren.

Ante la situación, el párroco Cristian Rivera informó de que cuándo él llegó a la comunidad ya esa construcción estaba levantada.

"Es preocupante la situación, vamos a esperar las notificaciones al respecto para ver que hacemos", manifestó.

La presidenta ejecutiva del Incofer, Elizabeth Briceño, confirmó que de 80 kilómetros de red ferroviaria en el Valle Central para el proyecto de Tren Rápido de Pasajeros, hay seis kilómetros con invasiones al derecho de paso localizadas entre la parada de la basílica de los Ángeles, en Cartago, y la estación de Paraíso; hoy en desuso.

Briceño manifestó su optimismo por recuperar el paso con prontitud y brindar el servicio pues considera que, a diferencia de una expropiación, este derecho de paso es legalmente del Incofer por lo que el trámite legal sería más rápido.

Tras una década fuera de operación, el tren urbano volvió a las calles en el año 2005 y la demanda ha ido en crecimiento. Comenzó a funcionar entre San José centro y Pavas y se extendió luego a Cartago, Heredia, Belén y, desde enero, también a Alajuela.

Entre noviembre de 2016 y enero de 2017, el número de usuarios pasó de 16.000 a 21.000 por día, según Incofer.

Etiquetado como: