Gobierno local advierte a todos los negocios con licencia comercial que podría retirarles dicho permiso si se confirma discriminación hacia ciudadanos por su identidad de género u orientación sexual

Por: Juan Fernando Lara 28 marzo
El establecimientos Micheladas Bar y Restaurant se localiza contiguo a Plaza Lincoln en Moravia.
El establecimientos Micheladas Bar y Restaurant se localiza contiguo a Plaza Lincoln en Moravia.

San José.

El Concejo de Moravia aprobó una moción de censura contra la discriminación por orientación sexual o identidad de género en cualquier negocio del cantón, a raíz de un incidente ocurrido el sábado con una pareja de mujeres en el bar Micheladas.

Según la moción aprobada este lunes 27 de marzo, el Consejo considera que ese sábado pudo haber ocurrido "un acto discriminatorio" en contra de dos mujeres por su orientación sexual, mientras se hallaban en dicho establecimiento.

El local se localiza al costado noroeste del centro comercial Lincoln Plaza y los hechos se conocieron por publicaciones en redes sociales. Al parecer hubo un altercado entre los administadores del local comercial y una pareja de mujeres por supuestamente estar en actitudes románticas.

"La Municipalidad de Moravia anuncia su reproche, condena y repudio a cualquier acto contrario a la dignidad humana, como consecuencia de un caso de discriminación por motivos de orientación sexual", indica el documento.

El Concejo le recordó a todos los negocios de que el cantón fue declarado libre de discriminaciones de este tipo desde noviembre del 2016 y advirtió de que la licencia comercial no constituye un derecho absoluto de sus poseedores.

"En consecuencia, la Municipalidad de Moravia, en el caso de que sean presentadas denuncia formales referentes a la violación de derechos humanos protegidos en convenios internacionales o legislación nacional, previa aplicación del debido proceso y derecho de defensa, ordenará las investigaciones que correspondan", indica la moción.

De considerarse que hay mérito en una eventual denuncia, afirma el texto, la municipalidad aplicaría la sanción administrativa correspondiente; incluida la suspensión de la licencia comercial.

Antecedentes. El propio comercio aludido en la moción publicó dos mensajes sobre lo ocurrido en su perfil de Facebook; emitidos con una diferencia de cuatro horas entre ambos.

En el primer mensaje divulgado a la 1:27 p. m. del domingo anterior, el comercio indica: "Como acto de respeto a toda nuestra estimada clientela y al público en general, nuestra empresa se ve en la necesidad de aclarar que nuestro local es coherente y respetuoso de los derechos de todas las personas sin importar su género, raza, religión o preferencia sexual".

A continuación, el establecimiento aclara que no permitirá ninguna acción o comportamiento contrario a la moral de los demás.

"De todos es sabido que existen bares de ambiente donde las personas van y ahí no les prohíben porque son para eso, pero a nuestro local asisten familias y hasta niños por lo que si fuera necesario reservar el derecho de admisión, el personal tiene la autorización para ejercerlo", precisa el texto.

A las 6:01 p. m. del mismo día, ese comercio divulgó otro mensaje sobre al incidente, bajo el argumento de que el primero había sido "tergiversado".

"Las personas que iniciaron la polémica llegaron al local, ya después de unos tragos se empiezan a besar y tocar mutuamente a lo que otros clientes empezaron a quejarse, se les mandó un salonero para que les pidiera que no lo siguieran haciendo y que las cámaras las estaban grabando, además llegó el gerente y les dijo que por favor hicieran caso, eso bastó para que la pareja se levantara y de forma violenta se quisieron ir del lugar hasta sin pagar, por lo que el salonero tuvo que ir tras ellas para cobrarles y ellas le tiraron el dinero a la cara", indica el segundo mensaje.

El comercio incluso menciona, como respaldo de su versión, la existencia de videos de las cámaras de seguridad y que, "si a esas personas se les hubiera echado del bar sería por actuar con malacrianza y prepotencia y NUNCA por su preferencia sexual, de hecho tenemos muchísimos clientes homosexuales y nunca ha habido el menor incidente ya que se les respeta, así como ellos respetan".