Por: Carlos Láscarez S. 12 diciembre, 2012

La estación de Bomberos de Tibás se convirtió ayer a las 6:12 p. m. en una improvisada sala de partos, cuando la ama de casa Eylin María Zamora Chacón, de 24 años, dio a luz a su hijo Derek, luego de que se le reventó la fuente.

Zamora fue llevada hasta la sede de los apagafuegos por su padre, Juan Zamora Benavides, quien contó que es el segundo hijo de la mujer, vecina de San Miguel de Santo Domingo de Heredia.

Carolina Fernández, administradora de la sede, dijo que es la primera vez que atienden un parto allí. El niño y su madre fueron trasladados al Hospital México.