Por: Vanessa Loaiza N. 27 octubre, 2012
Pantalla completa Reproducir
1 de 2

Los conductores de motocicleta son los más despistados con la nueva ley de tránsito.

Ayer fue muy normal verlos circular sin vestimenta retrorreflectiva y sin las luces encendidas de sus vehículos.

Ambos son requisitos de circulación a cualquier hora del día y su irrespeto acarrea una multa de ¢47.000 por cada infracción.

Diego Herrera, director de la Policía de Tránsito, confirmó que el no uso del chaleco o cualquier otro traje reflectante fue una de las infracciones reiterada s ayer.

Además, es frecuente ver que los conductores aprovechen las presas para adelantar por el centro de la calzada.

Según la nueva norma de tránsito, quien adelante entre filas de vehículos a más de 25 kilómetros por hora se expone a una sanción de ¢94.000.

Las nuevas disposiciones no gustan para nada a los conductores, quienes se quejan de que se les obligue a usar dispositivos de seguridad a toda hora.

“Esto es una tontería; yo me siento ridículo (con el chaleco) a plena luz del día y con las luces prendidas gasto batería”, dijo Mario Artavia, un mensajero de Tres Ríos de La Unión.

Sin embargo, Silvia Bolaños, directora del Consejo de Seguridad Vial (Cosevi), explicó que el uso de este dispositivo durante todo el día se aprobó por recomendación de la Asociación de Importadores de Motos .

“Así como hay días soleados, hay días muy oscuros o con lluvia, cuando la claridad se reduce drásticamente y es necesario hacerlos visibles”, agregó Bolaños.

Está previsto que el próximo martes el Cosevi discuta el reglamento con las especificaciones de la vestimenta retrorreflectiva; luego se llevaría a consulta pública (mediante publicación en La Gaceta) y se espera que rija dos semanas después.

Ese reglamento, por ejemplo, prohibirá los chalecos de cintas delgadas, porque no reflejan la luz lo suficiente.

Otra queja de los motociclistas es que los obligan a encender las luces a cualquier hora y eso representa un gasto adicional de la batería. Pero Bolaños dijo que la batería de la moto “genera sola, y no hay justificación para decir que aumenta el consumo”. Colaboraron Mercedes Aguero, Marvin Caravaca y Alonso Tenorio.