Se multa con cinco a treinta días a quienes alteren, dañen o quiten sin permiso ese tipo de señalización.

Por: Steven Oviedo 12 junio, 2015

Redacción

El Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT) carece de pistas sobre los responsables de los daños ocasionados en los postes abatibles de la ruta 32.

Daños en los postes abatibles de la ruta 32.
Daños en los postes abatibles de la ruta 32.

"No tenemos identificada a una persona o a una empresa por los daños a los postes. Estaremos recibiendo denuncias para poder interponer las medidas necesarias", señaló German Valverde, director del Consejo de Seguridad Vial (Cosevi).

Valverde detalló que fueron nueve los postes que sufrieron daños: seis de ellos con daños menores, dos destruidos y una totalmente removido.

"Nosotros teníamos previstos 400 postes en stock, por cualquier eventualidad o daño que puedan sufrir. Esperemos que sea un tema de que son una novedad y la gente deje de dañarlos", agregó Valverde.

El Organismo de Investigación Judicial (OIJ) tiene a disposición el número 800-8000-OIJ, para realizar denuncias.

Dañar las señales de tránsito es una violación al artículo 400 del Código Penal y esa norma pena con cinco a treinta días multa a quienes alteren, dañen o quiten sin permiso ese tipo de señalización.

Al menos ¢100 millones le costó en el 2014 al Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT) reponer señales de tránsito verticales que fueron robadas o destruidas por particulares.

Según indicó Valverde, se han colocado cerca de 400 de los 2.000 postes abatibles que se tienen previstos para la ruta 32 y los trabajos estarán finalizados en dos semanas.

El proyecto está a cargo de la empresa JL y tiene un costo de ¢223 millones.

Etiquetado como: