Plan persigue la reducción de tiempos de viaje para estos vehículos colectivos

Por: Luis Miguel Herrera C. 28 octubre, 2013

El Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT) pretende abrir campo, con vías exclusivas, a los autobuses públicos que circulan hoy en “la jungla” de vehículos que invade el centro de San José.

 Actualmente, en el país existen unos 8.000 autobuses regulados por el Consejo de Transporte Público (CTP). Alrededor de 4.000 más están fuera de esa regulación, pues dan servicios privados o como piratas. | ARCHIVO.
Actualmente, en el país existen unos 8.000 autobuses regulados por el Consejo de Transporte Público (CTP). Alrededor de 4.000 más están fuera de esa regulación, pues dan servicios privados o como piratas. | ARCHIVO.

De progresar el proyecto que tiene entre manos ese ministerio, a partir de enero de 2014, siete calles y seis avenidas solo serían utilizadas por estos servicios.

El plan busca canalizar el flujo vehicular, de manera que los vehículo particulares tendrían paso restringido por esas zonas y, en su lugar, los buses les dejarían otras calles libres.

El objetivo es reducir los tiempos de viaje del transporte público, así como aplacar las presas en San José centro.

Sin embargo, antes de que eso pueda suceder, el MOPT debe corregir la invasión de automotores parqueados en zonas prohibidas, el exceso de paradas de taxis, eliminar o ajustar las de porteadores –y de buses– en cada una de las 90 cuadras del casco metropolitano.

“La tarea no es fácil; estamos asumiendo el reto”, dice la viceministra de Transportes, Silvia Bolaños, quien lidera la iniciativa.

“Tanto buses como carros particulares van a tener sus carriles exclusivos. Solo buses en unos carriles y solo particulares en otras vías”, explicó.

Actualmente más de un millón de personas por día se traslada en buses hasta el centro de San José, según datos del ministerio.

Plan de reordenamiento vial capitalino
Plan de reordenamiento vial capitalino

La aspiración de Bolaños es que en enero esté en funcionamiento este plan, aunque apenas se le está dando forma.

Justo hace un mes, el MOPT puso en funcionamiento tres rutas intersectoriales cuyo objetivo es reducir la cantidad de autobuses que ingresan al corazón josefino, enviándolos por rutas fuera de la carretera de Circunvalación.

Vigilancia. German Marín, director de la Policía de Tránsito, fue un poco más pesimista.

Marín alegó que la principal batalla para desenredar esa “jungla” de carros es paliar la mala cultura de los conductores.

“Hoy en día, los conductores solo respetan los carriles exclusivos cuando hay un tráfico vigilando, pero cuando no, los invaden. Eso es falta de cultura y es difícil lidiar con eso”, expresó Marín.

José Antonio Vives, asesor de la viceministra y quien diseña el mapa de las vías exclusivas, sostuvo que el plan va a acompañado de un régimen de demarcación de calles y de vigilancia estricta del Tránsito para que se respete.

“La Policía del Tránsito es la que le da vida a este tipo de proyecto. Su ayuda es vital. Es necesaria una inversión en la demarcación de todas las carreteras”, señaló Vives.

Alfredo Villalobos, presidente de la Cámara Nacional de Autobuseros (Canabus), vio con buenos ojos la propuesta.

No obstante, envió una petición a las autoridades del MOPT para que tomen “con seriedad” la idea, ya que considera que solo de esa forma tendrá éxito.

“Mientras se siga metiendo transporte ilegal, porteadores y piratas al centro de San José y se vean carros mal estacionados, las vías exclusivas no funcionan. Debe existir mucho control”, manifestó el empresario.