Ministerio busca aval de Contraloría para variar contrato actual en lastre

Por: Mercedes Agüero 11 febrero, 2013

Santa Elena, Monteverde, Puntarenas. El sueño de muchos habitantes de Monteverde de contar con una carretera asfaltada que los una con Guacimal, podría concretarse antes de que finalice el gobierno de Laura Chinchilla.

Pedro Castro, ministro de Obras Públicas y Transportes (MOPT), anunció ayer que buscará variar un contrato de ¢1.000 millones para el relastrado de la vía y, en cambio, colocar una primera capa de asfalto.

Este cambio variaría el costo de la obra a unos ¢4.700 millones.

El tramo beneficiado es el que comprende 18 kilómetros entre Guacimal y Santa Elena.

Castro dijo a los vecinos –que ayer se reunieron para recibir a la presidenta Laura Chinchilla en la inauguración de la estación del Cuerpo de Bomberos– que ya el MOPT hizo la gestión ante la Contraloría General de la República.

Si logran modificar las condiciones del contrato con RAASA, el dinero alcanzará para base, una subbase y primera capa de asfalto, y obras conexas (alcantarillado, cunetas y señales verticales).

El MOPT procurará dejar encaminado los trámites para la colocación de la capa definitiva de asfalto y señalización horizontal, lo cual elevaría el costo total de la obra a ¢8.0000 millones.

Chinchilla visitó Monteverde para inaugurar la estación de Bomberos, un salón comunal en San Luis y conocer la sede de la Universidad de Georgia.