Construcción de terminales y buen trato a adulto mayor son otros requisitos

Por: Luis Miguel Herrera C. 17 noviembre, 2014

El Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT) quiere saber cuál es el ingreso real de los autobuseros por el servicio de transporte que brindan en todo el país.

Con ese fin, para renovar las concesiones de las rutas, el MOPT puso a los empresarios la condición de entregar los datos en bruto que proporcionan las barras contadoras de pasajeros que tienen sus unidades.

Es decir, quiere tener la información tal cual la reciben los mecanismos electrónicos, sin que exista una manipulación previa de las compañías de buses.

Cerca de un millón de habitantes del país se trasladan por día en autobuses públicos, según datos del Ministerio.

El objetivo de la medida, explicó el viceministro de Transportes y Seguridad Vial, Sebastián Urbina, es obtener “cuentas claras” del servicio de bus.

Según Urbina, el número de pasajeros que usan el servicio permitirá determinar si los ingresos que reportan las compañías coinciden con la realidad.

Se estima que el 80% de la población de la Gran Área Metropolitana utiliza los buses a diario para trasladarse a su trabajo o centro de estudio. | CARLOS BORBÓN.
Se estima que el 80% de la población de la Gran Área Metropolitana utiliza los buses a diario para trasladarse a su trabajo o centro de estudio. | CARLOS BORBÓN.

La exigencia viene como una condición en el contrato de renovación de concesiones, el cual fue aprobado por la Junta Directiva del Consejo de Transporte Público (CTP), la semana pasada.

El Consejo empezó desde el año anterior la actualización de los contratos de más de 150 rutas de buses. Esas concesiones vencían en setiembre anterior.

Con la firma de este acuerdo, los permisos de transporte quedarían renovados por siete años.

Espera. Maritza Hernández, presidenta de la Cámara Nacional de Transportes (Canatrans), sostuvo que desconocía el documento el CTP, por lo que prefería esperar la información oficial.

Entretanto, Alfredo Villalobos, de la Cámara Nacional de Autobuseros (Canabús), sostuvo que las empresas de buses no tienen problema en entregar la información, pero igual que Hernández, prefirió esperar a que el MOPT les presente el contrato.

En el documento, el Consejo también impone a las compañías la obligación de construir antes del 2021 terminales de pasajeros en los puntos de origen o finales de cada ruta.

Al mismo tiempo, las autobuseras se exponen a recibir un puntaje negativo si acumulan tres denuncias de usuarios contra el mismo chofer por mal trato a los adultos mayores.

“Todas las nuevas exigencias van con el fin de mejorar el servicio a los usuarios.

”La idea es blindar el servicio que se da hoy para que sea de calidad de acuerdo con los requerimientos de los pasajeros”, justificó el viceministro.