El Código de Derecho Canónico de la Iglesia Católica estipula que cuando los obispos cumplen 75 años, deben presentar su dimisión al Papa.

Por: Daniela Cerdas E. 16 septiembre
Monseñor Ángel San Casimiro se reunirá en las próximas horas con los gremios sindicales, para tratar de llegar a un acuerdo.
Monseñor Ángel San Casimiro se reunirá en las próximas horas con los gremios sindicales, para tratar de llegar a un acuerdo.

Este sábado, el obispo de la diócesis de Alajuela, monseñor Ángel San Casimiro Fernández, presentó su renuncia al cargo ante el papa Francisco.

Justamente hoy el obispo cumple 75 años. El Código de Derecho Canónico de la Iglesia católica estipula que cuando los prelados llegan a esa edad, deben presentar su dimisión al santo padre.

Aun presentando su renuncia, San Casimiro continuará en su cargo hasta que el papa Francisco se la acepte.

La diócesis de Alajuela informó de que el prelado se encuentra disfrutando de unas vacaciones en España, de donde es originario, junto con su familia.

San Casimiro nació el 16 de setiembre de 1942 en España y fue ordenado como sacerdote en Marcilla, Navarra.

Llegó a Costa Rica el 6 de octubre de 1966. Sin embargo, se trasladó a Texas, Estados Unidos, de 1969 a 1973 y luego a Veracruz, México, de 1991 a 1994.

En 1994, regresó nuevamente a Costa Rica para ser consagrado el 7 de octubre de 1995, como el primer obispo en la diócesis de Ciudad Quesada, nombramiento realizado por el papa Juan Pablo II.

En la diócesis de Ciudad Quesada estuvo hasta que Benedicto XVI, hoy papa emérito, lo trasladó a la diócesis de Alajuela, el 12 de octubre del 2007, como sexto obispo diocesano. San Casimiro sucedió a monseñor José Rafael Barquero Arce, actualmente, obispo emérito de Alajuela.