Por: Mercedes Agüero 20 febrero, 2013

El Ministerio de Ambiente y Energía (Minae) pretende que la Aresep condicione el alza de ¢50 en el margen de comercialización del gas para cocina a que las empresas mejoren sus sistemas de seguridad.

La propuesta del Ministerio será presentada este 26 de febrero durante la audiencia pública convocada por la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (Aresep) para discutir la petición de alza.

“Nos oponemos a que se continúe con el aumento de precios en las tarifas del gas y proponemos que este siga siendo condicionado a que las empresas cumplan con determinadas medidas de seguridad, de la misma forma que se hace con el servicio público”, advirtió el titular de esa cartera, René Castro.

El Minae impulsa una serie de controles a las empresas de gas, luego de que una explosión ocurrida con un cilindro provocara la muerte de cuatro personas en una soda, en El Carmen de Alajuela.

Posteriormente, un informe de la Aresep reveló debilidades en seguridad en las envasadoras.

Gas Nacional Zeta pidió desde diciembre un alza de ¢50 por litro de gas licuado de petróleo para cubrir costos operativos y sus ganancias.

Consultado al respecto, Alejandro Bettoni, presidente de la Cámara Nacional de Distribuidores de Gas, dijo ayer que la solicitud responde a los incrementos en los costos normales de la actividad.

Agregó que los recursos que genere la tarifa son, precisamente, para realizar la mejora en la infraestructura y para darles mantenimiento a los cilindros.

“Si a las empresas de gas no se les reconoce los costos necesarios para esa mejora, cómo lo van a hacer si no tienen el dinero ”, cuestionó Bettoni.