Por: Mario Guevara, Carlos Eduardo Vargas 16 julio, 2012

La emoción de pasarla bien pudo más que el temor a toparse con presas o llegar de noche a casa.

Miles de ticos disfrutaron las vacaciones hasta el último minuto, y luego regresaron a San José y sus alrededores.

Los turistas alargaron y alargaron la hora de partir, para tener chance de un último chapuzón.

Playas como la de Puntarenas, Manuel Antonio (Aguirre) y Bonita, en Limón, lucieron repletas de bañistas ayer.

Igual panorama tenían balnearios de La Fortuna de San Carlos, en Alajuela.

“Mi esposa e hija organizaron desde hace un mes a toda la familia. Llegamos a las 8 a. m. preparados con la comida y las bebidas”, dijo Gustavo Hernández, vecino de Turrialba, quien optó por el Caribe y ayer disfrutó del mar en playa Bonita.

La alta visitación dejó excelentes réditos a los comerciantes, como Vanessa Galán, quien vende vigorones en el paseo de Los Turistas, en Puntarenas.

“Estas vacaciones fueron muy buenas y la gran cantidad de gente que vino fue increíble, eso nos ayudo mucho en las ventas”, reconoció Galán.

Aunque la mayoría empacó pertenencias ayer para regresar a sus casas, unos pocos decidieron seguir disfrutando del sol, el mar y los familiares y amigos. A la vez, no tienen que lidiar con las presas de hoy en el Valle Central.

Uno de ellos es William Chaves, mecánico que viajó con su esposa y dos hijos a la playa de Manuel Antonio.

“Mi ventaja es que no tengo hijos en edad escolar, por lo que sacamos un día más en la playa”, explicó Chaves, quien regresará al Valle Central hoy.

Etiquetado como: