Los permisos vencieron desde el 2009

Por: Patricia Recio 16 julio, 2013

El Ministerio de Ciencia, Tecnología y Telecomunicaciones (Micitt), exoneró de los exámenes teóricos y prácticos a los radioaficionados que hayan tenido una licencia y deseen renovarla.

 Arnoldo Alfaro, de 64 años, es radioaficionado desde los 14 años, técnico en comunicaciones y estudioso de su profesión. | ARNOLDO ALFARO PARA LA NACIÓN.
Arnoldo Alfaro, de 64 años, es radioaficionado desde los 14 años, técnico en comunicaciones y estudioso de su profesión. | ARNOLDO ALFARO PARA LA NACIÓN.

La medida se da tras la publicación de un decreto ejecutivo, según el cual los radioficionados tendrán desde este martes un mes para demostrar que anteriormente tuvieron una licencia y presentar los requisitos ante el viceministerio de Telecomunicaciones.

El jerarca del Micitt, Alejandro Cruz aseguró qué, "el Poder Ejecutivo tomó esta decisión en un afán de regularizar la situación generada a partir del vencimiento de los permisos otorgados a los radioaficionados".

El decreto establece que la radioafición "es una disciplina en la que cada persona que la pone en práctica se convierte en un potencial innovador en el tema de la radiocomunicación, y un posible contribuyente para desarrollar soluciones a problemas de comunicación entre personas, pueblos o ciudades por condiciones de carácter geográfico, meteorológico o monetario, entre otros".

Las licencias de radioaficionados vencieron en el 2009 y muchas de estas tenían más de 25 años de estar vigente, por lo que para su renovación se debía hacer exámenes teóricos y prácticos. Sin embargo, los radioaficionados mostraron su preocupación pues dichos exámenes ya habían sido aprobados anteriormente.

Estas pruebas debían ser aplicadas por la Sutel, según lo establecía la Ley de Telecomunicaciones.

La nueva directriz beneficiaría a más de 100 personas, entre los que hay una gran cantidad de adultos mayores.

"La actividad ejercida por los radioaficionados es un recurso invaluable y disponible cuando se requiera, siendo un legado de servicio público al alcance de todos los habitantes del país que se ha desarrollado en beneficio de la sociedad costarricense de forma ininterrumpida desde los años veinte", expresó Rowland Espinosa, viceministro de Telecomunicaciones.