Participantes alzaron la voz contra acuerdos o leyes que "atenten contra la vida de los seres humanos"

 24 agosto, 2014

Más de 1.000 personas afines a la religión católica de los cantones de Golfito, Corredores y Osa se reunieron este domingo para realizar la tercera edición de la Marcha por la vida y la familia.

Cerca de 1.000 fieles de Golfito, Osa y Corredores marcharon por la familia.
Cerca de 1.000 fieles de Golfito, Osa y Corredores marcharon por la familia.

El encuentro se realizó en el cantón de Osa y se caracterizó por la vestimenta blanca con detalles amarillos que vistieron los feligreses.

Los participantes caminaron desde el parque de Palmar Norte hacia la carretera Interamericana Sur. El grupo culminó la marcha pacífica en el parque de las esferas en Palman Sur, con una misa.

La actividad estuvo guiada por varios sacerdotes de la zona.

El objetivo de la marcha es protestar por aquellos acuerdos o leyes que atentan contra la vida de los seres humanos.

"La vida es un don divino que Dios dejó y nadie la puede intentar quitar", afirmó el sacerdote Joaquín Calderón, uno de los organizadores de la actividad.