A las 12 p.m. los pitos de vagonetas provocaron que un grupo de al menos 20 sindicalistas gritaran a los transportistas que se fueran del lugar

Por: Luis Miguel Herrera C. 9 noviembre, 2013
Al cabo de 20 minutos, cuando terminó el paso de los camiones y de los manifestantes, todo volvió a la normalidad.
Al cabo de 20 minutos, cuando terminó el paso de los camiones y de los manifestantes, todo volvió a la normalidad.

Al menos 20 vagoneteros, liderados por una marcha de unas 300 personas a favor de la construcción del Megapuerto en Moín, alteró por unos minutos los ánimos de algunos sindicalistas de Japdeva.

Los transportistas pasaron frente al gimnasio Eddy Bermúdez, en el centro de Limón, donde se realiza la audiencia pública.

En este encuentro, los ciudadanos intentan aclarar las dudas sobre el impacto ambiental que tendría la construcción de un Megapuerto a cargo de la holandesa APM Terminals.

A las 12 p.m. los pitos de vagonetas provocaron que un grupo de al menos 20 sindicalistas gritaran a los transportistas que se fueran del lugar. Otros escupieron las vagonetas a su paso.

Tanto miembros de la Fuerza Pública como de la policía de Tránsito intervinieron para calmar los ánimos de los sindicalistas.

Al cabo de 20 minutos, cuando terminó el paso de los camiones y de los manifestantes, todo volvió a la normalidad. Dentro del gimnasio, las consultas de los ciudadanos y sus respectivas respuestas continuaron sin problema.

Se estima que a las 4 pm esta actividad concluya, luego de dar respuesta y aclaración a las consultas de los habitantes de Limón.