El MOPT sostiene que faltan muy pocas reubicaciones de servicios y que no se prevén más atrasos en las obras

Por: Steven Oviedo, Vanessa Loaiza N. 24 octubre, 2015

Redacción

Los 50,5 kilómetros de carretera entre Cañas y Liberia construidos en concreto y a cuatro carriles ya tienen fecha de entrega: 20 de enero del 2016.

Así lo confirmó Carlos Villalta, director de la Unidad Ejecutora del Programa de Inversión Vial del Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT).

Esta sería la primera obra terminada del proyecto, que empezó a construirse en mayo del 2012 y que arrastró múltiples atrasos por reubicación de servicios públicos, lentitud en la colocación de la losa de concreto, fisuras del material y cambios en el diseño original.

Si se hubiesen cumplido los plazos originales del contrato con la firma española FCC Construcciones, este tramo de la carretera Interamericana norte, en Guanacaste, debió estar listo en mayo del 2014.

Además de los 50,5 kilómetros de carretera, el proyecto incluye 11 puentes peatonales, tres intersecciones, 18 puentes nuevos y la rehabilitación de otras 18 estructuras ya existentes. La obra completa, con seis contratistas diferentes vale hoy $206,7 millones, el equivalente a ¢111.634 millones.

Según Villalta, luego de que se evaluara el avance en la reubicación de los servicios públicos, se hizo una estimación que permite anunciar la tercera semana de enero del 2016 como fecha final para completar la losa de concreto de 25 centímetros de espesor.

infografia
Puente elevado ubicado por la comunidad de Bagaces.
"Me decía el gerente de proyectos que todavía nos quedan algunas pequeñas reubicaciones que hacer en cuanto a electrificaciones y a aguas negras por parte del AyA, por eso es que la fecha esta para el 20 de enero de 2016. Este proyecto está muy enfocado a detalles", añadió Villalta.

Además, el 10% de la losa, el equivalente a 5 kilómetros del recorrido, ha tenido que sustituirse, bajo responsabilidad del contratista, pues la administración no aceptó los trabajos o pidió reparaciones en ciertos sectores.

Luis Guillermo Loría, coordinador del Programa de Infraestructura del Transporte del Laboratorio de Materiales y Modelos Estructurales de la Universidad de Costa Rica, confirmó que en inspecciones que se han realizado al proyecto se detectaron fisuras y agrietamientos del concreto, que obligaban a su sustitución.

El proceso de secado puede verse afectado por la temperatura del aire –que supera los 30 grados Celsius en Guanacaste– la humedad relativa, la temperatura del concreto y la velocidad del viento. Si no se controlan estos elementos, se corre el riesgo de que la losa se fracture (agrietamiento térmico), “contracción por secado” o que se seque primero la capa más superficial del material y se formen “costras”, indicaron en el 2013.

Las otras estructuras.

En cuanto a los 18 puentes nuevos y la rehabilitación de 18 estructuras ya existentes, la mayoría van a estar finalizados en este año, otros para enero de 2016 y el puente nuevo sobre el río Corobicí en marzo de ese mismo año.

"Por lo menos hay 25 estructuras terminadas, hay algunos puentes por los que ya se transita y hay algunos que tienen detalles por concluir, pero en lo que queda del año vamos a tener 32 puentes concretados", especificó Villalta.

Los tres pasos a desnivel en Bagaces, Cañas y Liberia tienen fecha contractual para junio del 2016. El que se encuentra ubicado en Liberia está a un 90% de avance, el de Bagaces tiene un 65% de progreso y el de Cañas un 60%.

Los 11 puentes peatonales están ubicados en: Barrio IMAS Cañas, Escuela San Cristóbal, Maxí Palí de Cañas, Escuela La Pacífica, Escuela Montenegro, Barrio San Antonio, Llanos de Cortés, Escuela Pijije, Escuela El Salto, Colegio Santa Ana y Barrio Corazón de Jesús.

Todos deben estar listos el 20 de enero, pero la mayor parte tiene un avance importante y algunos ya están funcionando, sostuvo el ingeniero. La inversión de estos puentes peatonales asciende a los ¢1.072 millones.

Dentro de los 50,5 kilómetros de carretera habrán 11 kilómetros de ciclovía, bahías para autobuses y pasos de fauna subterráneos.