Los embalses Arenal, Pirrís y Cachí superan los niveles hídricos esperados

Por: Irela Fornaguera 4 marzo, 2015
La planta hidroeléctrica Arenal, del ICE, posee una capacidad instalada de 330 MW y se ubica entre Tilarán, Guanacaste, y San Carlos, Alajuela. Este embalse registra un nivel de 544 metros sobre el nivel del mar (msnm); es decir, está 5,08 m por encima del nivel esperado. | CARLOS HERNÁNDEZ
La planta hidroeléctrica Arenal, del ICE, posee una capacidad instalada de 330 MW y se ubica entre Tilarán, Guanacaste, y San Carlos, Alajuela. Este embalse registra un nivel de 544 metros sobre el nivel del mar (msnm); es decir, está 5,08 m por encima del nivel esperado. | CARLOS HERNÁNDEZ

Las lluvias veraniegas están salvando a los ciudadanos de sufrir cortes de agua y, además, de tener que hacer frente a más aumentos en las tarifas de luz.

El verano no ha sido, todavía, tan dramático como se previó. Aunque la región del Pacífico ha sufrido una fuerte sequía desde diciembre, las constantes lluvias en el Caribe han recargado importantes acuíferos que abastecen al Valle Central.

Esta condición hace que el Instituto Costarricense de Acueductos y Alcantarillados (AyA) no requiera aplicar los racionamientos de agua que programó, en el 2014, a 400.000 usuarios de la Gran Área Metropolitana (GAM).

“Ha sido una época seca bastante favorable: no se han incrementado los niveles de consumo de agua y nuestras fuentes de producción en el acueducto metropolitano aún no han bajado en los niveles previstos (...). El agua está alcanzando y no hemos tenido una afectación fuerte”, declaró Sergio Núñez, subgerente de la GAM, del AyA.

Electricidad. El panorama también es positivo para el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE). Las lluvias en la zona norte hacen que la represa del Arenal, la más importante del país, registre un nivel de 544 metros sobre el nivel del mar (msnm); es decir, 5,08 m más de lo proyectado por el ICE.

Nivel actual de embalses del ICE
Nivel actual de embalses del ICE

Los embalses Cachí, en Paraíso de Cartago, y Pirrís, en la zona de los Santos, también superan los cálculos en más de un metro.

“El volumen adicional se usará en los meses y años que se avecinan, considerando la capacidad de generación de las plantas Arenal y Corobicí (de 330 megavatios), así como los aportes que en invierno hagan las plantas de filo de agua”, dijo Luis Pacheco, gerente de Electricidad del ICE.

Según él, todo apunta a que se tendrán recursos suficientes para cubrir la demanda del Sistema Eléctrico Nacional (SEN), y así minimizar la generación térmica. La baja en el uso de combustibles podría llevar a una disminución de las tarifas eléctricas a partir de abril.

No cantar victoria. El verano ha mantenido características favorables, mas eso podría cambiar.

Luis Fernando Alvarado, experto del Instituto Meteorológico Nacional (IMN), recordó que las condiciones actuales (de lluvia en el Caribe y sequía en el Pacífico, de diciembre a febrero) son las usuales todos los años. El verano del 2014 fue atípico e impactó más gravemente a la población, pero este 2015 se normalizó.

“Si seguimos este patrón usual, marzo y abril serán los meses más secos en todo el país, incluso en el Caribe. Las lluvias se reanudarán hasta mayo”, dijo.

Sergio Núñez, del AyA, cree que los augurios de escasez sí van a llegar conforme avancen las semanas y se asiente la época seca.

Los primeros afectados con cortes de agua serían 16.000 usuarios en las partes altas de Coronado, Alajuelita y Santa Ana. También podrían sufrir 77.000 personas más, cuyo lugar de residencia se conocerá más adelante.