Doctores se titulan como cirujanos, aunque preparación para operar es básica

Por: Luis Edo. Díaz 17 enero, 2013

Un médico general puede realizar, sin ningún problema, cirugías en el país, aunque no cuente con una especialización.

El Colegio de Médicos y Cirujanos de Costa Rica admite que su ley orgánica, que data de 1962, tiene un portillo que permite a los galenos realizar intervenciones quirúrgicas, sin necesidad de tener una formación académica y práctica reconocida.

Lo anterior ocurre porque los generalistas se gradúan en las universidades costarricenses con el título de licenciados en Medicina y Cirugía, y la ley del Colegio no establece una diferenciación entre ambos términos que, según el gremio, sí existe en la práctica.

Incluso, las propias universidades confirman que la carrera de Medicina tiene, a lo sumo, un año completo de bloque de Cirugía, lapso en que el estudiante solo asiste a operaciones para observar procedimientos.

Dicho portillo permite a los médicos generales realizar desde suturas sencillas hasta cirugías plásticas, sin necesidad de contar con una especialidad, aunque bajo su propia responsabilidad.

Así lo reconoció el propio Colegio, organización que en los últimos días ha tenido sobre su mesa de discusión casos de agremiados que operan sin estar acreditados en el país.

El ejemplo más reciente es la investigación que dicho organismo abrió, días atrás, por una denuncia que presentó la exmodelo Cristina García contra un médico de apellido Vargas, por deformarle, supuestamente, los glúteos en una cirugía estética.

El doctor, quien rechazó la denuncia, solo está acreditado como médico, no como cirujano plástico, informó el Colegio.

Portillo. Una vez en el quirófano, lo que haga un graduado en Medicina y Cirugía es responsabilidad exclusiva del galeno, esté facultado o no para hacer la intervención.

Alexis Castillo, presidente del Colegio de Médicos, añade que urge una reforma a la Ley Orgánica para “ver cómo se limita de una manera adecuada” hasta dónde llega el accionar de un médico general y hasta dónde el del especialista.

Castillo afirmó que desde hace más de un año planteó el tema a los diputados que integraban la Comisión Especial Investigadora de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS).

El médico, quien precisamente es ginecólogo en la Caja, reconoció que ha sido testigo de cómo colegas suyos dan atención en ese campo sin ser especialistas.

Solo el año pasado, el Colegio abrió 318 expedientes contra galenos por diversas denuncias.

Casi la mitad fueron por casos de mala praxis, entre las que hubo procedimientos hechos por médicos sin especialización.

Alberto Arguello, presidente de la Asociación Costarricense de Cirugía Plástica, Estética y Reconstructiva, cree que una solución es que las universidades extiendan los títulos con el grado de “Licenciado en Medicina General”, excluyendo la palabra “Cirugía”.

Dijo, además, que en la Asociación han conocido casos similares al de la exmodelo García.

Otras áreas. Directores y decanos universitarios coinciden en que la formación universitaria no faculta a un médico, de buenas a primeras, a realizar cirugías.

Rafael Lamas, director académico de la Facultad de Medicina de la Universidad de Iberoamérica (Unibe), explicó que hay diferencias entre un médico cirujano y un cirujano general.

El primero solo tiene estudios generales; el otro sí está especializado.

Por otra parte, en áreas como la Odontología tampoco se exigen estudios especializados, detalló el Colegio profesional a este diario.