Niños de 4 a 6 años deben utilizar ‘búster’ con respaldar, indica el reglamento

Por: Vanessa Loaiza N. 2 noviembre, 2012
Pantalla completa Reproducir
1 de 2

Niños seguros en carretera. Con esa premisa, el Consejo de Seguridad Vial endureció los requisitos que deben cumplir los choferes para poder llevar a menores de edad en sus carros.

El Cosevi aprobó un reglamento sobre dispositivos de sujeción para niños, que establece cuál es el equipo que deben usar según edad, peso y estatura. Además, determina dónde deben colocarse los equipos.

Violar la normativa implicará una multa de ¢189.000 y que el chofer acumule cuatro puntos en su licencia; estos son un tercio de los necesarios para perder el derecho a circular durante un año.

Los niños de entre cero y un año que pesen hasta 13 kilos y tengan una estatura de 75 centímetros, tienen que viajar en portabebé.

Este dispositivo debe instalarse en el centro del asiento trasero del vehículo. Además, debe colocarse en el sentido contrario a la circulación (con el menor viendo hacia la ventana trasera).

Marvin Salazar, jefe de Fiscalización del Cosevi, explicó que existen estudios técnicos que demuestran que ese asiento (al centro), es el más estable para un portabebé.

Cuando el niño tiene entre uno y cuatro años, pese entre 9 y 18 kilogramos (kg) y mida entre 75 centímetros y 1,10 metros debe usar silla. La distancia entre el borde superior del respaldar de su silla y su cabeza será, como mínimo, de siete centímetros.

Las sillas también deben colocarse en el asiento central trasero.

Un tercer y último grupo de entre 4 y 12 años debe usar búster (cojín elevador), pero sus características difieren según la edad.

Para los menores de 4 a 6 años, un peso de 15 a 25 kg y una estatura de 1,10 m a 1,45 m deben usar búster con respaldar.

Para el resto de niños, de 6 a 12 años, entre 22 y 26 kg y que midan hasta 1,45 m, viajarán en búster, pero no es necesario el respaldar.

Todos esos dispositivos deben ir en los asientos laterales, donde hay cinturones de tres puntos.

Otros requisitos. Entre las exigencias del reglamento está que el dispositivo de seguridad para menores debe traer una etiqueta con el año de fabricación del producto.

Además, que se incluya en esa etiqueta o en un instructivo, los pasos para fijar el dispositivo al asiento del vehículo y para asegurar correctamente al menor.

En cuanto a la sujeción del niño al portabebé, es necesario que el arnés esté tan apretado que la mano del adulto apenas quepa entre el arnés y el pecho del bebé.

Se eximen de portar dispositivos de seguridad los taxis, taxis especiales y buses o busetas de transporte público. Cuando se trate de transporte de estudiantes (con tamaño inferior a 1,45 m) deben tener cinturones de seguridad en todos los asientos, precisó Silvia Bolaños, directora del Cosevi.

Este reglamento se envió ayer para ser publicado en La Gaceta y recibir objeciones durante 10 días hábiles. Si no hay cuestionamientos, quedará en firme este mes.