El trayecto de la vía estudiada va desde el aeropuerto Juan Santamaría hasta el Coyol de Alajuela

Por: Luis Miguel Herrera C. 22 agosto, 2014

Un problema de fricción entre el asfalto y las llantas de los vehículos es la falla que encontraron ingenieros del Laboratorio Nacional de Materiales y Modelos Estructurales de la Universidad de Costa Rica (Lanamme), en un tramo de la carretera Bernardo Soto.

El trayecto de la vía estudiada va desde el aeropuerto Juan Santamaría hasta el Coyol de Alajuela. Según el Laboratorio, el exceso de asfalto en ese punto provoca que el agarre de las ruedas de los vehículos no sea el adecuado.

La Unidad de Auditoria Técnica del Lanamme demostró que la condición de fricción en esta zona "ha decaído en forma acelerada" lo que puede comprometer la seguridad de los usuarios. El análisis de esta calle lo hace el Lanamme desde julio del 2013.

La vía Bernardo Soto iba a ser ampliada con la concesión. | ARCHIVO
La vía Bernardo Soto iba a ser ampliada con la concesión. | ARCHIVO

El informe LM-IC-D-0420-14, dado a conocer esta tarde, detalla que la condición de la superficie de la calzada se ha vuelto lisa y resbalosa, incidiendo negativamente en aspectos de seguridad como el frenado y los derrapes.

Esa carretera fue reparada el año pasado por el Consejo Nacional de Vialidad (Conavi). Estos trabajos fueron cuestionados por la Contraloría General de la República (CGR) hace un año debido a que las obras de 7,1 kilómetros consumieron ¢5.041 millones, es decir un 71% del presupuesto previsto para la conservación de tres años de la zona.

Las reparaciones estuvieron a cargo de la empresa Hernán Solís.