En sus primeras palabras a la prensa, Román le dijo a La Nación que se encuentra muy satisfecho y agradecido

 21 marzo, 2015
El sacerdote de la parroquia de Guadalupe, Javier Román Arias, asume el cargo de obispo en Limón.
El sacerdote de la parroquia de Guadalupe, Javier Román Arias, asume el cargo de obispo en Limón.

El papa nombró obispo de Limón a Javier Gerardo Román Arias, hasta ahora ecónomo de la Arquidiócesis de San José, párroco de Nuestra Señora de Guadalupe y secretario adjunto de la Conferencia Episcopal del Costa Rica informó la Santa Sede en un comunicado, hoy, sábado.

Román le dijo a La Nación que se encuentra muy satisfecho y agradecido "por el don de la vida, por el don del llamado y con el papa".

"No lo puedo negar que tengo un sentimiento de temor, pero confío plenamente en Dios", afirmó.

El nuevo obispo considera que debe trabajar en una diócesis que no conoce muy bien, pero espera hacerlo de la mejor manera.

"No solo hay cosas malas en Limón, hay gente linda y un clero unido, quiero llegar a formar un equipo", manifestó.

Román considera los principales retos que tiene a nivel pastoral es reanimar y a nivel social fortalecer los vínculos con los feligreses para poder escucharlos y ayudarlos.

Con esta designación Román se constituye como el tercer obispo de la diócesis de Limón, precedido por Francisco Ulloa, actual obispo de Cartago, y José Rafael Quirós, arzobispo de San José.

Durante la mañana, medios católicos, como Radio Fides, informan sobre la noticia con reacciones de obispos de varias diócesis de Costa Rica.

"Es una persona muy generosa, irradia serenidad y acogida, damos gracias a Dios y al papa Francisco por su atinada decisión (...) Es el hombre justo para el lugar justo por su espíritu misionero", opinó el obispo de Tilarán-Liberia, Vittorino Girardi.

"La actitud es dejarse llevar por Dios y la gente (...) se debe estar muy atento a lo que digan los fieles", agregó, por su parte, el obispo de Ciudad Quesada, José Manuel Garita Herrera, al ser consultado por Radio Fides.

Sin líder pastoral. La diócesis de Limón estaba acéfala desde que José Rafael Quirós fue trasladado a San José, el 29 de agosto del 2013. Pese a que en la catedral de Limón siguió la celebración de misas y los demás sacramentos, la silla del obispo permaneció vacía.

Javier Román Arias nació en Tacares de Grecia, en Alajuela, el 19 de octubre de 1962 y completó su formación sacerdotal en el Seminario Mayor Nacional de Costa Rica.

Ordenado sacerdote el 8 de diciembre de 1987, ha sido vicepárroco y párroco de diversas parroquias como en la de San Cristóbal Norte o María Reina de Pavas.

Desde 2008 es secretario adjunto de la Conferencia Episcopal de Costa Rica y desde 2011, párroco de Nuestra Señora de Guadalupe.

El cargo de ecónomo de la Arquidiócesis de San José de Costa Rica lo desempeña desde 2014.

Según la parroquia de Guadalupe el nuevo obispo salió esta madrugada a Limón, tras conocer su nombramiento.

La misa misa en honor del nuevo obispo será a las 10 a. m., hoy, en la Catedral de Limón, en la cual participarán los feligreses y el clero.

Colaboraron: Marcela Cantero y Hugo Solano, periodistas GN.