Por: Amy Ross, Irene Vizcaíno 30 mayo, 2012

San José (Redacción). Los interesados en ocupar puestos en las instituciones del Estado deberán demostrar el conocimiento que tienen sobre la materia que tratarán en el puesto que aspiran.

Esta fue la orden que dio la Sala Constitucional a la Dirección General del Servicio Civil, mediante un voto de mayoría al resolver un recurso de amparo.

La sentencia número 2012-7163 señala que el Servicio Civil tendrá un año para comenzar a evaluar aspectos como razonamiento verbal, numérico, así como conocimientos científicos relacionados con el ámbito en el cual se va a desarrollar. Según la Sala, el valor de las pruebas psicométricas no podrán exceder el 50% del total de la calificación.

Para José Joaquín Arguedas, director del Servicio Civil, se trata de una situación de coadministración por parte de la Sala, pues pretende decirles cómo aplicar pruebas o el tipo de selección.

“Esto es algo absolutamente técnico, para la que aquí tenemos profesionales de todo tipo, desde administradores de Recursos Humanos, hasta psicólogos e ingenieros industriales”, señalo.

Arguedas reconoció que no tiene “la menor idea” de cómo dará cumplimiento a este fallo.

“Es aberrante, fuera de toda lógica. No tiene sentido. Lo más preocupante no es la restricción a las pruebas psicométricas sino que me digan cómo hacer las cosas” manifestó el funcionario.

Los magistrados señalaron que fundamentan la decisión en que la necesidad de calificar el mérito y la capacidad de los oferentes, según el principio de idoneidad.

“Resulta imposible aspirar al buen funcionamiento de los servicios públicos, si el recurso humano de la Administración no posee el conocimiento científico y nivel de razonamiento requeridos para el desempeño adecuado de su función”, dijeron los altos jueces.