Por: Mercedes Agüero 23 mayo, 2014

Los industriales son pesimistas ante la propuesta que el ICE haría en una semana para bajar las tarifas del servicio eléctrico.

Ellos ven casi imposible disminuir los costos de la luz, pero sí esperan, al menos, medidas para contener los incrementos.

“En el corto plazo es muy difícil que se pueda hacer algo, porque este es un problema que venimos acumulando a lo largo de muchos años y no se va a resolver en un día”, opinó ayer Sergio Capón, coordinador de la Comisión de Energía de la Cámara de Industrias.

En su criterio, buscar soluciones a la carrera podría llevar al Gobierno a tomar decisiones irracionales que generen perjuicios mayores a mediano y largo plazo.

Los industriales han abogado con insistencia por una pronta solución a las crecientes tarifas eléctricas, debido a su efecto en la competitividad de las empresas.

De acuerdo con ese sector, solo en el 2013 el costo de la electricidad creció cerca del 30% y las rebajas no tuvieron el mismo impacto.

“Seriamente, lo que probablemente se puede hacer es contener el crecimiento (de tarifas).

”Si esa contención va acompañada con una estrategia, de mediano y largo plazo, de una política nacional energética que impulse este país hacia el siglo XXII, eso podría ser potable para mucha gente”, comentó Capón, quien participó en un foro sobre modernización de la regulación de los servicios públicos. El evento fue organizado por la Academia de Centroamérica.

En la misma actividad participó Carlos Obregón, presidente ejecutivo del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE).

El jerarca dijo que la propuesta para bajar las tarifas de luz ya está avanzada pues técnicos de la entidad ya habían trabajado en eso.

Dicho plan será presentado al presidente, Luis Guillermo Solís, en ocho días, tal y como lo pidió .

Una vez analizado por el mandatario, sería remitido a la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (Aresep), el único ente con competencia para modificar tarifas.

El costo de la electricidad fue uno de los asuntos de mayor discusión durante la reciente campaña política que llevó a Luis Guillermo Solís a la Presidencia de la República, a partir del 8 de mayo.