Jerarca anterior desmiente a Santana y afirma que siempre hubo planificación

Por: Luis Miguel Herrera C. 13 agosto, 2014

El Instituto Costarricense de Ferrocarriles (Incofer) contratará una auditoría externa para “ordenar la casa” antes de abrir nuevas rutas del tren de pasajeros.

Esto atrasará por lo menos hasta mediados del 2015 la apertura del servicio para la provincia de Alajuela y la ampliación de la línea a la basílica de Cartago.

Estaba pensado que el tren a Alajuela funcionara a finales de este año y la ruta hasta la basílica, este mismo mes. Sin embargo, ayer en conferencia de prensa, Guillermo Santana, presidente del Incofer, explicó que la falta de orden en el estado financiero y el registro de activos, propiedades y maquinaria le impiden continuar con la apertura de recorridos.

“Esta radiografía exhaustiva de la institución y la aplicación de acciones correctivas es indispensable para poder planificar apropiadamente la gestión y formular nuevos proyectos, como el de Alajuela y la ruta Cartago-Basílica”, explicó el jerarca del Instituto.

La contratación de la auditoría y su posterior puesta en práctica podría tardar cuatro meses o más.

Según Santana, al llegar a la presidencia de Incofer, se encontró con una institución que operaba en “condiciones de cierre técnico no finiquitado”. Además, dijo que desde el 2000 no se hacen inventarios de equipos ni controles de activos.

Anterior jerarca desmiente. Miguel Carabaguíaz, expresidente del Incofer y quien estuvo al frente de la entidad los últimos 12 años, desmintió lo dicho ayer por Santana.

Desde el año pasado, cuadrillas del Incofer comenzaron la rehabilitación de las líneas férreas que conectarán San José con la provincia de Alajuela y, posteriormente, con Heredia. | ARCHIVO/ALONSO TENORIO
Desde el año pasado, cuadrillas del Incofer comenzaron la rehabilitación de las líneas férreas que conectarán San José con la provincia de Alajuela y, posteriormente, con Heredia. | ARCHIVO/ALONSO TENORIO

Carabaguíaz aseguró que la institución siempre elaboró estados financieros y sostuvo que, durante su paso por la Presidencia Ejecutiva, hubo una constante planificación de proyectos.

“Ya nos hubieran abierto un procedimiento en el Ministerio de Hacienda si no lleváramos controles financieros. Es una obligación presentarlos y los dejamos hechos al 31 de julio”, expresó Carabaguíaz. Añadió que, como insumos para los nuevos funcionarios, dejó el plan estratégico 2011-2015, donde se habla de cada una de las acciones y proyectos por realizar.

“Lo que pasa con don Guillermo es que no se ha puesto a trabajar. En tres meses, no se ha dado cuenta de que existe un plan de cinco años con los proyectos por realizar. Más que estar en Incofer, ha estado haciendo otras cosas”, manifestó Carabaguíaz.