Maquinistas en huelga piden mejora salarial, área de descanso y capas para la lluvia

Por: Diego Bosque 16 agosto, 2016

La reanudación del servicio de tren en la Gran Área Metopolitana (GAM) "es una incertidumbre".

Así lo reconoció Cristian Vargas, presidente ejectutivo del Instituto Costarricense de Ferrocarriles (Incofer).

La operación del servicio está suspendida desde la mañana de este martes debido a la huelga que mantienen 30 trabajadores, entre maquinistas y ayudantes.

Los transportistas se manifiestan contra la empresa Catenaria S.A.
Los transportistas se manifiestan contra la empresa Catenaria S.A.

Se trata del personal que hasta el 15 de agosto laboraba con la empresa Talleres y Transportes Incoservitrans, la cual daba servicio al Incofer desde 1996. Entre las labores que realizaban estaban el mantenimiento y conducción de unidades.

Dicha compañía; sin embargo, comunicó al Incofer, hace dos semanas, que no continuaría con esas funciones. Ante la situación, el Incofer acudió a Catenaria, firma que opera el ferrocarril de carga en el Caribe.

Vargas explicó que el nuevo contratista se comprometió a absorber a los 30 trabajadores de Incoservitrans, pero estos no se han puesto de acuerdo, porque piden mejoras en algunas condiciones laborales.

Víctor Mena, líder de los maquinistas, explicó que el problema es que el nuevo patrono ni siquiera les ha presentado un contrato de trabajo ni les ha definido salario.

La suspensión tomó por sorpresa a los usuarios en la estación del tren en San José.
La suspensión tomó por sorpresa a los usuarios en la estación del tren en San José.

Según precisó, el maquinista tenía un sueldo mensual de ¢423.000 y el ayudante de ¢360.000. Ahora pretenden una remuneración de ¢600.000 para el primero y ¢500.000 para el segundo. También reclaman un área de descanso entre horas pico y capas para la lluvia.

En el 2015, el Instituto le pagó a Incoservitrans ¢468 millones y el nuevo contrato sería por ¢1.512 millones.

El jerarca del Incofer adelantó que analizará si cabe una sanción contra la empresa debido a la paralización del servicio.

Otros 25 empleados de talleres que también se trasladaron a Catenaria sí comenzaron labores sin queja.