Por: Patricia Recio 5 mayo, 2016
Los préstamos otorgados a los sectores de pesca y ganadería representaron menos del 2% del saldo del crédito dado por la banca estatal al cierre del 2014, según el Gobierno. Luis Quirós se dedica a la pesca en el sector de playa Coyote, en Guanacaste. Foto ilustrativa | LUIS NAVARRO/ARCHIVO
Los préstamos otorgados a los sectores de pesca y ganadería representaron menos del 2% del saldo del crédito dado por la banca estatal al cierre del 2014, según el Gobierno. Luis Quirós se dedica a la pesca en el sector de playa Coyote, en Guanacaste. Foto ilustrativa | LUIS NAVARRO/ARCHIVO

545 familias de Puntarenas y Guanacaste recibirán una ayuda mensual de ¢115.000 durante los tres meses en los que no podrán pescar, debido a la veda de moluscos que se establece en el golfo de Nicoya.

El Instituto Mixto de Ayuda Social (IMAS), informó que a partir de este mes se brindará el subsidio a 500 familias porteñas y 45 guanacastecas que forman parte de los grupos prioritarios de atención en ese sector.

"Es necesario atender a estas familias de forma pronta, si bien no entran dentro del grupo de pescadores que reciben subsidio económico establecido vía decreto, sí se ven disminuidos de manera temporal sus ingresos por la imposibilidad de realizar la actividad que les significa esos ingresos; por esto, de manera solidaria, hemos tomado la solicitud como prioritaria", informó Emilio Arias Rodríguez, presidente ejecutivo del IMAS y ministro de Desarrollo Humano e Inclusión Social.

La inversión que se estima para atender a los molusqueros este año es de ¢188 millones. Los depósitos se harán a final de cada mes, siendo el primero el próximo 25 de mayo.

La elaboración de listados para la atención de las familias afectadas se realizó en coordinación con el Incopesca.

La veda pesquera se decreta cada año con el fin de prohibir la pesca artesanal para garantizar que las especies se reproduzcan y se mantengan.