Arzobispo de San José afirma que fallo es “bastante duro”

Por: Alberto Barrantes C. 20 diciembre, 2012

San José (Redacción). A la luz del fallo de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, que obliga la reactivación de la fecundación in vitro (FIV) en Costa Rica, la iglesia católica mantiene su manifiesto en contra de esta técnica médica para lograr embarazos.

El arzobispo de San José, monseñor Hugo Barrantes dijo que esta tecnología "está contra la vida, puesto que hay vida desde la fecundación”, señaló Barrantes.

“Supone el desechar embriones, y para nosotros ahí hay vida. Eso es todo un problema ético,nosostros creemos que en la fecundación hay vida y la vida hay que respetarla”, expresó el pastor de la iglesia católica.

Monseñor Barrantes calificó de “bastante dura” la decisión que condena al Estado costarricense por haber prohibido la fecundación in vitro (FIV) hace 12 años.

“Nuestra Constitución Política está por la vida. Esta técnica pone en riesgo la vida y el hecho de que la Caja tenga que asumir estos procesos, implica costos altísimos”, dijo el arzobispo.

El representante eclesiástico sostiene que la iglesia católica mantendrá su discurso respecto al tema. “La iglesia lo que hace es proponer la verdad del evangelio, no lo impone y mantenemos la visión cristiana de que la vida es sagrada”, concluyó Barrantes.