Solicitudes se presentaron a finales de la semana anterior ante la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos

Por: Juan Fernando Lara 20 septiembre, 2016
Proyecto Hidroeléctrico Reventazón recibe banderazo de arranque
Proyecto Hidroeléctrico Reventazón recibe banderazo de arranque

El Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) y la Compañía Nacional de Fuerza y Luz (CNFL) solicitaron alzas del 9,75% y 5,96%, respectivamente, en las tarifas eléctricas del próximo año.

Ambas peticiones, planteadas a finales de la semana pasada, corresponden al ajuste ordinario anual que presentan las entidades ante la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (Aresep) para cada servicio que brindan. Las solicitudes afectarían a al menos 1,2 millones de abonados al servicio de electricidad; 77% del total de 1.640.000 abonados en todo el país.

Según estimaciones del ICE en el expediente ET-058-2016, con este incremento esperan ingresos adicionales por ¢33.987 millones.

De ser aprobado, el costo del kilovatio / hora (kWh) pasaría de costar ¢81,7 a ¢84 para el bloque entre 31 kWh y 200 kWh. En el caso del kilovatio adicional, este pasaría de ¢147,4 a ¢151,2.

Una familia que reciba el servicio del ICE y tenga un consumo promedio de 210 kWh por mes, pasaría de pagar ¢17.814 a ¢18.312 a partir de del 1°. enero. Esto representa una diferencia de ¢498.

El Instituto plantea el pedido argumentando que requiere un rédito para desarrollo por el rango de 4,6%, con lo cual se atenderían costos y gastos operativos propios del sistema de distribución, así como el efecto de incrementos en los sistemas de generación y transmisión.

Asimismo, contempla el costo de las distintas fuentes utilizadas para financiar el desarrollo actual y futuro "específicamente para enfrentar la deuda y el aporte propio al plan de inversiones".

Este medio consultó al ICE sobre el impacto que tendría la puesta en operación de la planta Reventazón, con una capacidad instalada de 305,5 MW, pero aún no se obtiene respuesta.

En ese mismo sentido, Carlos Montenegro, subdirector de la Cámara de Industrias de Costa Rica, también hizo consultas a la Aresep, pues en abril aún no se registraban los niveles de aporte esperados de Reventazón, que se suponía iban a ser de 900 Gigavatios en el 2016. El reclamo era porque la expectativa con esa planta era una rebaja en las tarifas.

En el caso de la CNFL –cuya alza sería de 5,96%– califica de "indispensable" el ajuste para resolver un faltante de recursos que se proyecta para el 2017, "dado que los resultados a tarifas vigentes se vuelven insuficientes para cubrir la operación del sistema de distribución".

La CNFL incluso afirma en su exposición de motivos que, sin el alza, se pone en riesgo la atención de sus obligaciones, su liquidez y su rentabilidad. Tal situación, afirma, impediría la ejecución del plan de inversiones en sus actividades de distribución de energía, comercialización de esta y otras actividades.

La Compañía reportó una pérdida de ¢27.482 millones durante el 2015, en comparación con el 2014, su resultado más negativo de la empresa pública en los últimos cincos años, según los estados financieros auditados.

El deterioro financiero se explica, principalmente, porque los ingresos de la Compañía cayeron un 7,6% el año 2015. Ese año, la empresa facturó ¢302.799 millones por la venta de electricidad; es decir, ¢25.231 millones menos respecto al 2014.

La Cámara ve injustificadas la solicitudes al considerarse la documentación aportada por el ICE en el expediente ET-058-2016 dirigido a Aresep.

Para el 2017, por ejemplo, la solicitud del ICE estaría acumulando un aumento de sus ingresos por concepto de generación de energía de 41% en los últimos tres años, señaló Montenegro.

Además, destacó que si se aprueba el pedido también se acumularía un aumento en sus ingresos por distribución (por vender energía al consumidor final) de 30% del 2014 a la fecha.

"Es decir, mientras el Banco Central celebra inflaciones de cero o negativas, el ICE aumenta sus ingresos por ventas de electricidad en un 10% promedio anual mientras su demanda de energía tiene un crecimiento relativamante bajo cercano a 2%", se quejó el vocero industrial.

Montenegro también se declaró extrañado que en el expediente no figura el arrendamiento de la hidroeléctrica Reventazón lo que, teme, podría augurar otro pedido de alza para incluir dicha cuota de arrendamiento.