Por: Mercedes Agüero 22 septiembre, 2012
 Teófilo de la Torre, presidente ejecutivo del ICE. | ARCHIVO.
Teófilo de la Torre, presidente ejecutivo del ICE. | ARCHIVO.

El Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) tardará un mes en estudiar las solicitudes del personal interesado en acogerse a la movilidad laboral voluntaria.

Ayer cerró el periodo de un mes abierto para recibir las peticiones. La oficina de prensa de la entidad dijo no contar con el número de solicitudes recibidas.

El siguiente paso será el análisis de casos, lo cual hará una comisión técnica de alto nivel. “El tiempo programado para que el comité técnico conozca, analice y resuelva sobre las solicitudes recibidas es de un mes,” informó el vocero de prensa del Instituto, Elbert Durán.

Si se les aprueba la solicitud de movilidad, los empleados recibirán cuatro salarios como bonificación, aparte de las prestaciones de ley.

Con este proceso, la entidad procura reducir el costo de su planilla y afrontar mejor la competencia.

Esta es una de las medidas para reducir sus gastos en ¢80.000 millones al cierre de este 2012.

Además, el ICE ejecuta una movilidad horizontal, orientada a aprovechar en otras áreas la experiencia de técnicos que han quedado rezagados por las nuevas tecnologías. De acuerdo con Teófilo de la Torre, presidente ejecutivo, esto ocurre principalmente en Telecomunicaciones.