Ministro de Ambiente solicitó a la Aresep colaborar con esta iniciativa

Por: Irela Fornaguera 14 marzo, 2015
La instalación de paneles en la red está frenada desde febrero. | ARCHIVO
La instalación de paneles en la red está frenada desde febrero. | ARCHIVO

El Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) está dispuesto a retomar por un mes el plan piloto para la generación solar.

Esa iniciativa nació en el 2010 y permitió la inyección de 10 megavatios (MW) de potencia solar al sistema eléctrico, mediante el aporte de 366 abonados. La opción de instalar nuevos paneles, sin embargo, caducó en tiempo y potencia el 6 de febrero.

Entonces, Luis Pacheco, gerente de Electricidad del ICE, dejó claro que no ampliarían ese proyecto pues este ya había cumplido sus objetivos y seguía la fase de análisis de resultados.

Ahora, sin embargo, el presidente del Instituto, Carlos Obregón, modificó el discurso de la entidad e indicó que están dispuestos a continuar con la iniciativa.

“El ICE está en la mejor disposición de desarrollar un programa que sea continuación del proyecto piloto, siempre y cuando la normativa vigente lo permita”, admitió el jerarca a La Nación.

¿Cuál es la condición? Para que el ICE amplíe el plan, es necesario que la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (Aresep) suspenda el capítulo 12 del reglamento Poasen (Planeación, Operación y Acceso al Sistema Eléctrico Nacional), el cual regula la generación distribuida (en cuenta la energía solar).

Esa normativa que emitió la Aresep obliga al ICE y a los interesados a seguir ciertas reglas que, por el momento, son imposibles de cumplir.

Entre esos requisitos para los pequeños generadores, está el permiso o concesión otorgado por el Ministerio de Ambiente y Energía (Minae), para conectarse a la red. El reglamento para dar esos avales todavía no existe; estará listo el 15 de abril.

También hace falta que la Aresep defina las tarifas de interconexión y acceso al sistema, las que se fijarán a mediados de abril, con una metodología específica.

Una vez que eso esté afinado, el plan del ICE dejaría de tener sentido, pues habrá un reglamento oficial más riguroso que permitirá nuevas conexiones en la red. Es por eso que, de ampliar su plan, el Instituto lo haría por un mes.

El detonante. La decisión de congelar o no el capítulo del Poasen quedó en manos de la Aresep el lunes pasado, cuando, mediante una carta, el jerarca del Minae, Édgar Gutiérrez, instó al regulador general, Dennis Meléndez, a suspenderlo.

Según la petición del ministro, la suspensión se mantendría hasta que se aclaren los asuntos pendientes en el Minae y la Aresep.

“El espíritu es que el ICE pueda continuar con su plan piloto y que otras distribuidoras puedan animarse a hacer uno, de aquí al 15 de abril (...). El ICE quiere seguir; si puede seguir, sigue. Lo que había era un impedimento normativo”, declaró Gutiérrez.

La Junta Directiva de la Autoridad Reguladora todavía evalúa si acatará la orden del Minae.

Confusión. El cese del plan piloto del ICE generó confusión y críticas dentro del sector de energías renovables, pues, desde entonces, se sepultó la opción de instalar nuevos paneles solares en la red.

Jorge Blanco, de la Asociación Costarricense de Energía Solar (Acesolar), consideró muy acertada la petición del ministro a la Aresep y cree necesario que el ICE amplíe las condiciones que reinaban durante el plan piloto.

“Cuando haya una norma clara, no tendrá sentido un plan piloto. Lo útil es un puente entre la situación actual y la futura, que siga permitiendo lo que se permitía con el plan piloto”, manifestó el empresario.