Claro y Movistar se hicieron cada uno del 16% del negocio, según datos de Sutel

Por: Juan Fernando Lara 13 marzo, 2014

En los primeros nueve meses del 2013, el ICE perdió una participación del 14% en el mercado de telefonía móvil frente a sus rivales extranjeros Claro y Movistar.

Al cierre del 2012 , la entidad costarricense con su marca Kölbi tenía 79% de participación de ese mercado, pero a setiembre anterior su cuota se había reducido a 65%, 14 puntos porcentuales menos.

“La pérdida de mercado era de suponer, cuando se tiene un mercado en monopolio y se abre no es viable mantener el 100% del mercado.  nos hemos preocupado por mantener nuestra base de clientes y a eso nos  dedicamos con esmero.  Nuestro trabajo es lograr mantener nuestra base   y seguir ofreciendo al mercado la mejor opción en servicios de telecomunicaciones.  Jaime Palermo, Servicio al cliente del ICE.

Así lo reflejan datos contenidos en la resolución RCS-017-2014 de la Superintendencia de Telecomunicaciones (Sutel).

El texto con fecha de enero contiene pocos datos del negocio móvil local, ya que el tema central es el permiso que Sutel otorgó a Radiográfica Costarricense, subsidiaria del Instituto Costarricense de Electricidad, para comprar al operador virtual de telefonía celular Fullmóvil, que tiene 1% del mercado.

Desde el año anterior, Sutel no actualiza oficialmente estadísticas sobre las telecomunicaciones locales. Los datos divulgados más frescos son del período 2010-2012.

La resolución citada actualiza así información de cuánto dominio cedió el ICE a las firmas extranjeras al revelar que tenía 4.278.183 líneas activas a setiembre del 2013.

Eso representa un repunte de 0,7% (29.499 líneas) durante los primeros nueve meses de 2013 en comparación a las 4.248.684 líneas que poseía al último trimestre del 2012.

Al cierre del 2011, Kölbi acumulaba 90% del mercado con 3.737.760 del total de conexiones en el país.

En cambio, Movistar y Claro sumaron 686.000 y 571.000 líneas, respectivamente, entre enero y setiembre del año pasado. Porcentualmente, en el 2012 Claro poseía 9% del mercado celular y Movistar 7%, pero a a setiembre cada uno aumentó a un 16% del pastel.

Esa era la fotografía cuando aún faltaban dos meses para el estreno de la portabilidad numérica cuyo arranque fue el 29 de noviembre.

Al sumar las líneas activas en el país citadas en la resolución, en setiembre habían 6.594.000. Eso refleja una penetración de la telefonía móvil de 153% respecto a los 4,7 millones de habitantes del país; 153 líneas por cada 100 habitantes.

Hay por lo tanto 37 conexiones más por habitante desde el 2012 cuando la penetración era de 116 líneas y solo eran 5.378.079 las conexiones móviles en uso.

Por estos días, el ICE está regalando un mes gratis de conexión a su red 4G.
Por estos días, el ICE está regalando un mes gratis de conexión a su red 4G.

Se lo esperaban. Jaime Palermo, gerente de servicio al cliente del ICE, opinó que el escenario es mejor de lo previsto pues, asegura, firmas consultoras (que no citó) pronosticaron que el ICE tendría 40% del mercado a seis meses de la apertura de las telecomunicaciones.

Claro y Movistar venden líneas en el país desde noviembre de 2011.

“Muchos de los clientes que reporta la competencia a SUTEL son servicios que se han adquirido y que se reportan en la red, pero que no necesariamente se mantienen como clientes en un determinado período”, argumentó Palermo.

A la pregunta de cómo planea el ICE remontar esta merma de terreno y si esto causa inquietud, reiteró que la prioridad del ICE es conservar su base de clientes y que la pérdida de mercado “era de suponer”.

Los rivales del ICE también esperaban la redistribución de fuerzas y coincidieron en que la perspectiva favorece a sus empresas.

Carolina Sánchez, vocera de Claro, y Matías Señorán, portavoz de Movistar, también resaltaron en consultas por separado que el mercado local es muy atractivo.

Así lo creen al juzgar que el usuario local usa más Internet desde un teléfono y busca más velocidad para esa conexión a diferencia de otros usuarios de la región.