31 julio, 2014

El Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) solicitó un nuevo aumento en las tarifas eléctricas apenas un mes después de haberse comprometido a recortar gastos y estabilizar sus finanzas con tal de no impactar al usuario durante el próximo año y medio.

A finales de junio, en medio de las quejas por el alto costo de la luz, el ICE propuso que un incremento de casi 16% que ya estaba aprobado por la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (Aresep), se aplicara en tres tractos de 5,32% cada uno, a lo largo de 18 meses.

Sin embargo, la Aresep comunicó ayer que el Instituto está pidiendo una nueva alza del 3,3%.

¿Cómo lo justificó? El ICE no respondió las consultas de La Nación al respecto. Pero, la Aresep indicó que el Instituto explicó en su solicitud que requiere cubrir los costos por importación de electricidad del mercado regional, que subieron debido a un verano más extenso y un bajo nivel de lluvias.

“Esta opción, de importar energía del mercado regional, es preferible a la de producir la energía con plantas térmicas. Solo en el mes de mayo, el país evitó cerca de $7 millones adicionales en el uso de combustibles fósiles”, resaltó la Autoridad Reguladora.

El siguiente paso será someter la nueva petición del ICE a discusión de la ciudadanía, mediante una audiencia pública.

El Gobierno se había comprometido a mantener tarifas estables. | ARCHIVO.
El Gobierno se había comprometido a mantener tarifas estables. | ARCHIVO.

Preocupados. El primero en encender alarmas ante un posible aumento fue el sector industrial.

Al igual que lo externó la Aresep, la Cámara de Industrias reclamó que la petición del ICE contradice el reciente compromiso del Gobierno de mantener estables las tarifas de luz por al menos 18 meses.

En lo que va del año, la Reguladora ha decretado alzas por un 20% para los abonados del Instituto.

“ Hacemos un llamado a la cordura en el manejo de los costos de este insumo, clave para la producción industrial, la cual ha venido generando más del 70% de las exportaciones, consume un 25% de la electricidad que genera el país y aporta más de 230.000 empleos directos. Con estos temas no se puede jugar”, manifestó Juan Ramón Rivera, presidente de la Cámara.