Por: Mercedes Agüero 21 mayo, 2013
 La cuenca del embalse de Cachí recibió un 26% menos de lluvias entre enero y abril de este año, respecto al promedio histórico. | PABLO MONTIEL.
La cuenca del embalse de Cachí recibió un 26% menos de lluvias entre enero y abril de este año, respecto al promedio histórico. | PABLO MONTIEL.

El Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) está listo para venderle electricidad a Panamá , si esa nación así lo requiere.

Se le suplirían 35 megavatios hora (MWh) de térmica. Esa electricidad se generaría a partir de la combustión de diésel en dos plantas (Barranca y San Antonio) que el ICE aún no está utilizando para atender la demanda local debido a que su operación es muy cara.

Salvador López, director del Centro de Control de Energía del (ICE), explicó que esas generadoras producen a más de $400 el megavatio hora y se mantienen como respaldo para emergencias.

El Instituto vendería a $525 el MWh, pero está a la espera de que Panamá defina si la compra.

“Depende de ellos y del grado crítico al que lleguen porque es energía muy cara. En el momento en que ellos nos digan, activamos y en tres horas estarían servidos con esa electricidad ” dijo López.

El vecino país afronta una serie crisis energética debido a la escasez de lluvias para alimentar sus plantas hídricas y la insuficiencia de sus generadores a base de búnker, diésel y carbón.

Tal situación ha obligado a las empresas distribuidoras a aplicar racionamientos del servicio.

En la actualidad, la región está proveyendo a Panamá con unos 80 MWh de energía térmica, en su mayoría proveniente de El Salvador, Nicaragua y Honduras.

De acuerdo con López, Panamá ha tenido dificultad para llevar energía hasta el centro del país debido a que tiene un tramo con baja capacidad de transmisión. Esa nación depende en un 50% de la generación térmica.