Clientes pospago mantendrán derecho a velocidad contratada siempre que respeten límite de entre 2 y 20 GB al mes, según condiciones de plan adquirido

Por: Juan Fernando Lara 21 febrero
La mayor demanda de telefonía celular e internet influyeron en el aumento de 7% del sector de información y comunicaciones entre mayo del 2016 y mayo del 2017. LUIS NAVARRO/Archivo
La mayor demanda de telefonía celular e internet influyeron en el aumento de 7% del sector de información y comunicaciones entre mayo del 2016 y mayo del 2017. LUIS NAVARRO/Archivo

San José.

Clientes de planes pospago del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) conservarán la velocidad de acceso a la red móvil que contrataron si respetan cuotas de entre 2 y 20 Gigabytes (GB) de tráfico de datos al mes.

Cuando sobrepasen esa cuota, la empresa les bajará la velocidad a 128 kilobits por segundo (kbps) para el resto del periodo de facturación. Tendrán de nuevo la velocidad contratada cuando se inicie otro ciclo de cobro.

Un gigabyte equivale a 1.048.576 kilobytes de datos que pueden consumirse en actividades en el teléfono reproduciendo vídeos en línea, con descargas o envíos de audios, imágenes y vídeos desde el celular, así como en consumo de música desde Internet, con actualizaciones de programas y navegación de sitios web, entre muchas otras.

Como ya lo hacen los otros dos operadores telefónicos, Claro y Movistar, el ICE empezará a partir del 1.° de marzo a reducir la velocidad de acceso a clientes pospago que sobrepasen estos límites como una estrategia para prevenir la saturación de sus redes.

La llamada Política de Uso Justo en Internet móvil pospago afecta potencialmente las velocidades de acceso de cualquier plan pospago, planes fusiön k, planes de datos, servicio de Internet móvil individual y cualquier otro servicio con Internet móvil en esa modalidad.

Política de restricción de velocidad en red móvil del ICE
Política de restricción de velocidad en red móvil del ICE

Los más expuestos al frenazo en el uso de Internet son aquellas personas con contratos de ¢6.500 como monto mínimo mensual, pues solo tienen 2 GB autorizados al mes a una velocidad de 1 Megabit por segundo (Mbps). Le siguen los contratos con mínimos de ¢10.000 al mes, que ahora tienen 3 GB para transferencia con velocidades entre 1 y 3 Mbps.

Clientes cuyos planes pagan mínimos entre ¢16.000 y ¢34.000 dispondrán de 4 a 8 GB al mes y aquellos pagando ¢45.000 al mes tendrán 20 GB. Estos planes agrupan las velocidades de acceso más altas que vende el ICE: de 4 a 6 Mbps.

La aplicación de esta norma sí excluye intercambios con el teléfono usando redes inalámbricas Wi-Fi, pero toma en cuenta cualquier transferencia sobre las redes del Instituto como intercambios de archivos en sistemas de mensajería gratis como WhatsApp, Messenger de Facebook, actualizaciones en redes sociales, actualizaciones de software, navegación en página web, carga de videos y servicios de música en modalidad streaming (la canción se escucha desde Internet sin descargarla al teléfono).

Por ejemplo, quienes acostumbran disfrutar películas usando el servicio Netflix desde la red móvil trafican un promedio de 5 GB por cada largometraje de dos horas cuya calidad de video esté en modo de alta definición (High Definition) en el panel de controles de Netflix.

Los afectados por el cambio podrán consultar el detalle de su consumo al enviar un mensaje de texto con la palabra "consumo" al número 8888, o bien por medio del Centro de Atención de Clientes al número 1193. También se pueden aclarar dudas en agencias del ICE o tiendas Kölbi.

Cada cliente recibirá una notificación vía mensaje de texto al llegar al 80% del consumo y al 100% de la capacidad de transferencia de datos asignada.

Este mensaje le notificará el consumo hasta ese momento, la capacidad de transferencia asignada y si podrá seguir con la navegación en Internet, pero a 128 kbps en caso de sobrepasarla.