Cuenca del río Virilla, que alimenta embalse de Ventanas-Garita, tuvo un descenso del 80% y la de Pirrís, 74%

Por: Irene Vizcaíno 3 septiembre, 2015

La falta de lluvias amenaza la factura eléctrica en los próximos meses.

El Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) anunció que la falta de lluvias a finales de agosto lo obligó a utilizar la planta térmica Garabito, en Puntarenas, para la generación eléctrica, pues casi todos los embalses del país se han visto afectados con una merma.

"La disminución de lluvias que hemos visto en el segundo semestre ha provocado que hayamos tenido que utilizar ya la planta térmica Garabito para poder atender los picos de la demanda eléctrica", dijo en un comunicado Alberto Ramírez, director del Negocio de Generación del ICE.

Según el documento, los embalses más perjudicados fueron los de las plantas Pirrís, en la zona de los Santos, y Ventanas-Garita, en Alajuela. Esto debido a que la cuenca del río Virilla tuvo un descenso del 80% y la de Pirrís, 74%.

"Para el 2 de setiembre pasado el más afectado es el de la planta Pirrís, que llegó a 1.184,66 msnm (metros sobre el nivel del mar), más de 20 metros por debajo de lo que se tenía programado para esta época (1.163,96 msnm). El de Cachí está más de cuatro metros por debajo de lo estimado", explicó el Instituto.

Fitchs Ratings destaca el agresivo plan de inversión del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE), como lo realizado en el Proyecto Hidroeléctrico Pirrís.
Fitchs Ratings destaca el agresivo plan de inversión del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE), como lo realizado en el Proyecto Hidroeléctrico Pirrís.

Esta situación contrasta con lo ocurrido en Arenal, donde la cuenca que alimenta el embalse tuvo caudales 10% mayores.

Todas estas condiciones son atribuidas a el fenómeno de El Niño que produce condiciones de sequía en una parte del país y en otra aguaceros intensos.

El ICE espera que en setiembre, el nivel de los embalses se recupere para evitar el uso de plantas térmicas que generan a base de búnker, lo que se traslada a los usuarios mediante el Costo Variable por Combustible (CVC) que se calcula cada tres meses.

"El ICE tiene la previsión de combustible en caso de que se requiera utilizar energía térmica, y dependiendo del comportamiento de las lluvias en lo que resta del año se valoría si se requerirá comprar más para respaldar la generación eléctrica del próximo verano", adelantó el ICE.

Las plantas hídricas generan el 72% de la electricidad del país.

Etiquetado como: