Por: Luis Miguel Herrera C. 1 mayo, 2012

San José (Redacción).  Una separación total y absoluta del Estado y la Iglesia Católica.  Con ese reclamo, unas 50 personas, la mayoría jóvenes, se unió esta mañana a la marcha de los trabajadores, por la avenida segunda, en San José.

Josué Álvarez, uno de los dirigentes, explicó que aprovecharon esta manifestación ante la oportunidad de ser escuchados.

El artículo 75 de la Constitución Política establece que la religión del Estado es la católica.

Desde el 2011, está en discusión la posibilidad de convertir al costarricense en un Estado laico, mediante un acuerdo que replantearía las relaciones con el Vaticano.